Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inversión del Estado desde 1900 castiga a puertos, trenes y aeropuertos

El ferrocarril recibía más dinero a principios del siglo XX que en la actualidad

En la cuenta atrás para cerrar el pacto de financiación autonómica, Galicia se juega mucho más que una simple corrección al alza de medio punto o uno entero sobre las reclamaciones iniciales de la Xunta, como pide la oposición. Es, en gran medida, la progresiva recuperación de inversiones estatales perdidas lo que, en el fondo, dirime la comunidad gallega frente a otras autonomías más favorecidas. Ahora, un informe de la Fundación BBVA pone negro sobre blanco unas carencias que tienen mucho que ver con la deuda histórica hacia Galicia. El estudio desmenuza el papel de la inversión del Estado durante más de un siglo, a la baja en ferrocarril, puertos y aeropuertos, frente a la educación y la sanidad.

Galicia perdió posiciones en el reparto de fondos para los puertos

El análisis del reparto regional del stock de capital público en España entre 1900 y 2005 no deja lugar a dudas: la comunidad ha perdido un peso abrumador en la inversión estatal en determinadas infraestructuras. En áreas como el ferrocarril y, posteriormente, los aeropuertos, el Estado destinaba más dinero a Galicia a principios del siglo pasado en un caso, y en 1980, en el segundo, que actualmente. En las infraestructuras portuarias sucede otro tanto: durante este siglo largo, la comunidad gallega ha perdido peso relativo en la participación de la inversión estatal. Cantabria, Murcia y Baleares son las comunidades autónomas en las que se calca la situación de Galicia, según el informe, mientras que los puertos de Cataluña, Andalucía y Valencia han sido claramente favorecidos.

A pesar de que las radas gallegas dependientes del Estado se colocan como terceras, por detrás de Andalucía y Cataluña, en cuanto a volumen de inversión pública, el estudio pone en evidencia que el peso que tenían sobre el total nacional (prácticamente el 13%) se rebajó casi un punto durante el período analizado. En Cataluña, Andalucía, Valencia y País Vasco sucedió justo lo contrario: las inversiones procedentes de Madrid, en términos relativos, crecieron.

En lo que el estudio entiende como infraestructuras ferroviarias, es decir, todo lo relacionado con la construcción, el desarrollo, la explotación del sistema, e incluso la gestión de todas las instalaciones, Galicia sale todavía peor parada. Frente a otras autona perdió peso, prácticamente un punto, en cuanto a la inversión estatal en el tren entre 1900 y 2005. Sólo Castilla y León, Andalucía, Extremadura, Aragón, Murcia, Cantabria y Navarra se vieron más castigadas por esta tendencia, frente a Madrid, la gran beneficiada, y Cataluña.

El desarrollo radial de las redes viarias durante algo más de un siglo, y sobre todo el centralismo de determinadas infraestructuras, hacen que el sistema aeroportuario también tenga a Madrid y, en menor medida, a Cataluña, como únicos vencedores en cuanto a la territorialización de las inversiones. El estudio ofrece, en este caso, datos desde 1980. "Ya en ese año", dicen los autores del informe, Matilde Mas y Vicent Cucarella, "el grueso del capital aeroportuario [un 25% sobre el total destinado a todas las autonomías] se concentraba en Madrid". "25 años después", continúan, "la escena sigue dominada por las mismas comunidades, sin que las iniciativas más recientes de prácticamente todos los gobiernos autonómicos hayan modificado de foF3micos hayan modificado de forma sustantiva el panorama".

En el caso de los aeropuertos gallegos, y para despejar dudas sobre la progresiva atención del Estado a las infraestructuras tras años de olvido -como sucedió durante la primera mitad del siglo XX- el informe revela que las bases aéreas de Galicia han sido, detrás de las de Canarias y de Baleares, las que más peso han perdido en cuanto a las inversiones estatales entre 1980 y 2005, unos cuatro puntos porcentuales. Es decir, si la comunidad gallega acaparaba en el arranque de la década de los ochenta algo más del 6% de todo lo que el Estado destinaba al desarrollo aeroportuario español, en 2005 esa participación descendió hasta algo más del 2%.

La evolución

- Tren

El peso de la inversión del Estado retrocede casi un punto en el último siglo y se sitúa en el 3% sobre el total nacional.

- Puertos

Galicia acapara en 2005 algo más del 12% de la inversión. En 1900 ese peso rozaba el 13%.

- Aeropuertos

Desde 1980, Galicia es la tercera comunidad con mayor pérdida de peso relativo. La inversión estatal ha caído del 6,5% a algo más del 2%.

- Obras hidráulicas

Galicia perdió casi dos puntos sobre el total estatal. En 2005 no llegaba al 5% de todo lo invertido en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de julio de 2009

Más información