Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Phelps recorta distancias

La estrella sólo busca plaza para los Mundiales en los 100 y 200 mariposa y libre

Michael Phelps vuelve a la carga. Aún no ha terminado el trabajo, según dice. Todavía le quedan metas por cumplir. Después de un ajetreado periodo postolímpico, tiene ante sí tres semanas para demostrar si sigue siendo el más grande. Aunque con variantes. Acortando distancias y alargando trajes. Ayer comenzaron en Indianápolis los Campeonatos de Estados Unidos, que se disputan hasta el domingo y en los que están en juego las plazas para los Mundiales de Roma, a partir del día 18.

El ganador de 14 medallas de oro en los últimos dos Juegos Olímpicos, con el récord absoluto de ocho en Pekín, empieza otra etapa en la que se quiere centrar en las distancias más cortas. Ha tratado de cambiar el estilo para conseguir mayor velocidad. Acaba de cumplir 24 años y ahora se adapta a pruebas que no le agoten tanto.

En medio de la mayor expectación, hoy nadará sus dos primeras pruebas en el Natatorium de la Universidad de Indiana: los 200 metros libre y los 200 mariposa. Será su único maratón diario, muy moderado en comparación con sus excesos del pasado. El jueves se limitará a los 100 mariposa y el viernes a los 100 libre. Ha dejado los estilos para centrarse en la velocidad. Ya lo confirmó hace apenas 15 días, cuando logró en la Copa Canadá de Montreal la tercera marca de la historia en el hectómetro de mariposa. Con sus 50,48s rozó los 50,40s de su compatriota Ian Crocker y los 50,46s del español Rafael Muñoz.

Después del relajamiento de Pekín -la foto en la que aparecía fumando marihuana y la sanción de tres meses de la federación estadounidense- se abrieron interrogantes sobre su futuro. Pero ha demostrado que sigue en la cumbre. Y, además, vestirá el LZR Speedo, uno de los bañadores permitidos, que ya usó en Pekín. El maremágnum de la moda en los bañadores no parece gustarle demasiado y es fiel a sus costumbres: "Me he puesto Speedo toda mi vida y eso es lo que voy a usar".

La federación estadounidense ha dado una lista de los bañadores que se pueden usar. Son 12, incluido el Jaked, aunque tres de ellos, Agon, Kiwami y Rocket, aún están en duda. Pero, en todo caso, ha advertido a los nadadores que antes de las pruebas deben pasar una revisión. Y siempre con atención al negocio, "en interés de los atletas", ha permitido un auténtico mercado de las distintas marcas en la explanada fuera del Natatorium, para "compras de última hora".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de julio de 2009