Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos del metal confirman la ruptura de su unidad

La CIG llevará hoy las movilizaciones por el conflicto del metal de Pontevedra a Marín y a la capital provincial, sin que al cierre de esta edición se supiera si los otros dos sindicatos, CC OO y UGT, acompañarían a la central nacionalista en ese empeño. La ruptura de la unidad de acción se consumó el miércoles con la decisión de UGT -tras consultar a sus delegados- de suspender temporalmente la huelga y las intervenciones en la calle. CC OO optó por mantener la unidad y con ese objetivo reunió ayer en su sede a los dirigentes de los tres sindicatos, que a primera hora de la noche no habían alcanzado ningún acuerdo.

UGT, si finalmente revoca el acuerdo de sus propios delegados para volver a las movilizaciones que abandera la CIG -los delegados de ésta rechazaron la propuesta que sí aprobaron los de UGT-, tendría en todo caso que refrendarla de nuevo, y ésta parece ser la foto fija del conflicto al cumplirse ayer los 22 días de huelga, con las negociaciones del convenio en punto muerto y a la espera de que los mediadores convoquen de nuevo la mesa negociadora la próxima semana.

La CIG mantiene las movilizaciones hoy en Marín y Pontevedra

Los empresas del naval, según un comunicado que difundieron ayer, no están dispuestas a aceptar que la negociación del convenio y la salida del conflicto pase "por asumir los pluses específicos para el sector naval que pretenden los representantes sindicales, ya que ello nos abocaría a una pérdida evidente de la competitividad, algo imposible de asumir". Asimismo, reiteraron su petición a los trabajadores del sector para que se reincorporen a la actividad para garantizar la normalidad en la producción y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

La incertidumbre sobre la orientación que pueda tomar el conflicto era ayer la nota dominante. "Cada uno debe estar dispuesto a ceder en su posición", afirmó ayer Ramón Sarmiento, de CC OO, en la asamblea que celebraron los huelguistas en la Praza do Rei de Vigo y a la que UGT no asistió. La huelga "no está consolidada en la provincia", hay "fugas" en empresas que están trabajando y esto, según Sarmiento, demuestra la falta de unidad. CC OO supeditó cualquier decisión propia a la reunión de la tarde, en la que la CIG pensaba señalar la "equivocación" de UGT, confiando en su apuesta por suspender temporalmente la huelga "sea reversible". A su juicio, las decisiones deben adoptarse por mayoría y, según añadió, "la mayoría está aquí", en referencia a la asamblea de trabajadores en Praza do Rei, que concluyó con momentos de tensión y discusiones entre los asistentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de julio de 2009