Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón actuó correctamente en su viaje a Nueva York

El Poder Judicial archiva las diligencias al no constituir falta disciplinaria

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial archivó ayer las diligencias informativas abiertas a propósito de la estancia del juez Baltasar Garzón en Nueva York por apreciar que la conducta del magistrado no constituía falta disciplinaria alguna.

En su resolución, hecha pública ayer, la Comisión considera que Garzón se desplazó a la Universidad de Nueva York en virtud de la concesión de una licencia de estudios por parte de la Comisión Permanente del Consejo, y no de una autorización de compatibilidad para el ejercicio de un segundo empleo, por lo que la Comisión Disciplinaria precisó que no cabía analizar si las cantidades percibidas por el magistrado por sus actividades en la Universidad de Nueva York superaron los límites establecidos en la Ley de Incompatibilidades, puesto que esos límites se establecen para los supuestos en los que se compatibilizan dos cargos públicos, lo que no ocurría en ese caso.

La actuación de la Comisión Disciplinaria contra Garzón se produjo como consecuencia de una denuncia del abogado Antonio Panea, al que el juez no había admitido una querella contra el presidente del Banco Santander, Emilio Botín. El letrado entonces se querelló contra Garzón y le denunció ante el Consejo por las cantidades percibidas en Nueva York, aunque sobre la base de datos falsos que habían sido publicados por el periodista José Díaz Herrera.

El Supremo archivó el caso por no constituir delito, pero el magistrado Luciano Varela, al archivar el caso penal, instó al Consejo a que investigara si Garzón había incurrido en una falta disciplinaria, a pesar de que un magistrado del Supremo debería haber sabido que en caso de haber habido falta, ésta estaría prescrita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de julio de 2009