Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dúo Mugardos e Keresú une gallego y guaraní en un disco

Los sonidos acústicos dominan 'Cantos das dúas beiras'

Dos guitarras, dos voces y dos idiomas conforman la materia de Cantos das dúas beiras. El primer disco compartido de Xavier Mugardos y la argentina Natalia Corossi, Keresú, indaga en los folclores litoraleños del río Paraná y los aproxima al gallego. "Hace un año que nos conocimos", explica Keresú, "y fue cuando comencé a descubrir una cosmovisión común entre el guaraní y el gallego". El dúo canta en ambas lenguas las once canciones de un elepé "que quere reivindicar la música como un trabajo artesano que no necesita la intervención de las máquinas".

Pero el guaraní de Cantos das dúas beiras, hablado por cinco millones de personas, no es el de Paraguay, el único Estado que lo reconoce como oficial. "Empleamos el guaraní más puro, que se encuentra y se utiliza en Misiones [Argentina]", relata Corossi. A esa geografía, a orillas del Paraná, llegaron huidos de las llamadas reducciones jesuíticas del siglo XVII los indios guaranís. Y de ese nudo indígena depende la grabación de Mugardos e Keresú.

El disco milita "en la defensa del monte nativo", explica Keresú

El hilo que cose las composiciones también remite al imaginario aborigen. "La defensa del monte nativo, que es lo más importante", se explaya la argentina, "y ahí hay una conexión con Galicia". Las aves, "que unen el cielo y la tierra y a los guaraníes les hablaban de los vientos", sobrevuelan la obra. Keresú se remonta incluso 18.000 años atrás para ilustrar su tesis sobre las especies sucedáneas que acercan a gallegos y guaraníes litoraleños. "Lo que aquí se llama corvo mariño es para los guaranís el miguá", comenta, "lo que demuestra que, entonces, los continentes eran uno", y enumera otros pájaros existentes a ambas orillas del océano: "Zorzal, calandria...". "Escribimos un romance entre un celta y un guaraní basándonos en esa tesis", añade, divertida.

Lo que supone el tercer registro discográfico de Corossi -antes había editado Aguaí y Espíritu guaraní, a partir del folk litoraleño argentino- resulta, para Mugardos, su quinta incursión. O sol vai chegar (2000), É aí (2002), Son da Terra (2004) y Un feixe (2006) ya mostraron lo que define como "defensa del acercamiento de la música gallega a las músicas del sur, de la misma manera que los grupos folk se acercan a los sonidos del norte celta". La noche de este sábado, en Porto do Son, Mugardos e Keresú presentan, sobre las tablas, Cantos das dúas beiras. En noviembre viajarán a Alemania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 2009