El ex conselleiro de Medio Ambiente de Fraga ficha por ENCE

ENCE encara las negociaciones con la Xunta para trasladar su planta de celulosa de Lourizán con un fichaje que tiene mucho que ver con el Partido Popular y con desastres ecológicos en Galicia. A propuesta de su presidente, Juan Luis Arregui, la junta general de accionistas de la compañía aprobó ayer el nombramiento de Carlos del Álamo Jiménez como consejero independiente de la compañía.

El que había sido titular de la Consellería de Medio Ambiente con la Xunta de Manuel Fraga entre 1997 y 2003, hasta que la crisis del Prestige se lo llevó por delante, asumirá el puesto en el máximo órgano de administración de ENCE durante los tres próximos años, según los acuerdos que fueron aprobados ayer.Carlos del Álamo, que tras dejar la Xunta presidió el patronato del Parque Nacional das Illas Atlánticas hasta 2006, es en la actualidad el decano de la Asociación de Ingenieros de Montes de España, puesto que compagina con la actividad privada. De acuerdo con las remuneraciones establecidas a los consejeros de ENCE, y según consta en su informe de gobierno corporativo remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Del Álamo percibirá un salario anual de casi 67.000 euros en su nuevo puesto en la empresa de celulosas. Al consejo de la compañía papelera se incorpora como profesional de reconocido prestigio.

Del Álamo y Aguerri ya conocen las intenciones de la nueva Xunta de Núñez Feijóo en cuanto al futuro de la planta de celulosa de Pontevedra, cuya concesión de dominio público finaliza en 2018. El compromiso del nuevo Gobierno gallego pasa por adelantar el traslado de la compañía, en línea con lo que pretendía el bipartito, pero siempre bajo el parámetro de ubicar las instalaciones en áreas industriales de la propia provincia, con el menor impacto posible en cuanto a reducción de plantilla y efectos sobre el empleo inducido por la celulosa.

Tras la junta general de accionistas celebrada en Madrid, desde el grupo no quisieron abordar la situación de Galicia, ni siquiera en cuanto a las nuevas inversiones que abordará en sus plantas españolas. De hecho, apenas hubo mención a Lourizán en la junta. Arregui avanzó los nuevos proyectos de ENCE, como la próxima construcción de una central de biomasa de 50 megavatios en su fábrica de Huelva, al tiempo que analiza nuevas ubicaciones en el entorno de la provincia. Este proyecto sucede a la central de 37 megavatios recientemente instalada con motivo de la ampliación de la fábrica de Navia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de junio de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50