Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Multa de 300 euros a Garzón por liberar a un presunto 'narco'

El Poder Judicial califica los hechos como falta leve

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial acordó ayer, gracias al voto de calidad del presidente de esta comisión, Pío Aguirre, imponer una multa de 300 euros por falta leve al titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón. La multa es por un error del magistrado que supuso tener que dejar en libertad a los narcotraficantes turcos Erdem Vardar y Sahin Eren. Tras quedar en libertad, este último, a requerimiento de Garzón, estuvo presentándose periódicamente en el juzgado, pero finalmente, nueve meses después y cuando ya no dependía del juez, sino de la Sala, huyó el pasado mes de febrero.

A favor de imponer la multa al juez han votado el vocal progresista Miguel Carmona y los vocales conservadores Pío Aguirre y Gemma Gallego. Esta vocal, que mantuvo graves discrepancias con Garzón a propósito del caso del ácido bórico, era partidaria de calificar los hechos como falta muy grave. Miembro de esta comisión es el vocal progresista José Manuel Gómez Benítez, pero se abstuvo de intervenir en este asunto porque, antes de ser vocal del Consejo, fue abogado de Garzón. Gómez Benítez fue sustituido por la vocal portavoz del Consejo, la también progresista Gabriela Bravo, que votó en contra de sancionar al juez, al igual que hizo la vocal elegida a propuesta del PNV Margarita Uría.

La votación final fue de dos votos a favor de la falta leve, dos en contra y uno, el de Gallego, partidaria de endurecer la sanción. El voto de calidad del presidente decantó la votación a favor de los 300 euros. La inspección del Consejo había propuesto el archivo de este asunto. El Consejo estimó que la conducta del juez podía constituir falta leve y lo remitió a la Audiencia Nacional.

Pero la Sala de Gobierno -que había archivado un caso similar al juez Juan del Olmo al poner en libertad a Saed el Harrak en el 11-M- estimó que la falta podría ser más grave y volvió a mandar el caso al Consejo, ya que uno de los reos se había fugado. Ahora, el órgano de gobierno de los jueces ratifica la sanción por falta leve a Garzón, un pequeño fracaso para el nuevo presidente de la Audiencia, Ángel Juanes.

La Comisión Disciplinaria decidió también, con el voto en contra de la vocal Gallego, archivar las diligencias contra Garzón sobre una queja interpuesta por dos abogados por un permiso que el magistrado obtuvo en agosto de 2007 para ir a Perú.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de junio de 2009