Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

Los grupos de noticias tienden a su extinción en todo el mundo

Los 'newsgroups' fueron los primeros foros públicos para charlar en Red - RedIris dejará de ofrecer el servicio en 2010 por "decadente y minoritario" - Hace dos años cerró Corus-es, que cuidaba de los grupos españoles

Eran el Facebook de los años 80 y 90. Los grupos de noticias (newsgroups) fueron los primeros foros públicos para charlar en Internet, con millones de visitantes. Este año celebran su 30 aniversario sumidos en el abandono, el correo basura y el desconocimiento de los internautas. De los 200 grupos españoles, siguen vivos unos 20.

Cada vez menos gente visita los grupos de noticias, sea en España o en el resto del mundo. Su finalidad, la charla e intercambio de conocimiento, se ha visto ahogada por una avalancha de spam y el éxodo de la gente a foros más modernos. La mayoría de su tráfico ya no son conversaciones sino el intercambio de contenidos, que satura las pocas máquinas que siguen en esta legendaria red.

La entidad académica RedIRIS, que dio vida a los grupos españoles, ha anunciado que en 2010 dejará de ofrecer este servicio, por ser "decadente y minoritario". Según RedIRIS, "algunas instituciones vienen mostrando interés en cancelar el servicio, ya que los recursos para su mantenimiento son superiores al uso que se hace por parte de grupos reducidos".

Hace dos años murió el último organismo que cuidaba de los grupos españoles: el Corus-es. Entre sus funciones, destacaban la creación o borrado de foros y el control del spam. Cuando alguien quería crear un nuevo grupo, lo anunciaba en es.news.propuestas, la comunidad lo discutía en es.news.grupos y el Corus-es convocaba una votación. El resultado se publicaba en es.news.admin. Hoy, estos tres newsgroups no son más que correo basura.

El Corus-es había nacido en 1998, arropado por RedIRIS, y agrupaba a representantes de los usuarios y los administradores de los servidores de la red. "Según sus estatutos debía disolverse si no tenía un mínimo de miembros. Esta situación se dio en noviembre de 2006, ya que sólo había un administrador y se requerían cuatro. Hacía mucho tiempo que los grandes ISP se habían desmarcado", dice Miguel Ángel Román, último portavoz de Corus.

America Online sacó sus máquinas de la red mundial de newsgroups en 2005 y muchos proveedores siguieron su ejemplo. O, simplemente, dejaron de administrarlos, explica Román: "Algunos, como los de Terra y Ono, fueron aislados de la red porque no controlaban el spam, pues nadie los administraba. Eran servidores pasivos dejados a su inercia".

A medida que se retiraban servidores, los asiduos se quedaban sin acceso o lo buscaban en otros países. Algunas universidades, como la UNED, los conservan, pero cada vez son más los voluntarios y los servicios de pago quienes aguantan la red. "Los grandes proveedores en España ya no informan de que existe el servicio ni cómo configurarlo", afirma Román.

Alternativa al P2P

Los aficionados al intercambio de archivos descubrieron que los grupos de noticias eran buenos sustitutos del P2P y los usaron para esta función, en los foros binarios. La práctica sobrecargaba los servidores y el Corus-es decidió borrar los binarios, lo que provocó "una fuerte reacción de la gente y dañó nuestra credibilidad", recuerda Román.

Según Emilio Santos, que también estaba en Corus, "se suprimieron los binarios para hacer la red más atractiva de cara a los que podían aportar servidores". Si en los foros sólo había texto, ocupaban poco espacio y ancho de banda y "los responsables de las máquinas no tenían que temer que alguien crease un grupo binario que les agotase los recursos sin que se diesen cuenta".

La despoblación de los foros había empezado con el cambio de siglo, pero el fin del Corus escenificó su deriva. Santos administra un servidor gratuito en el que asegura que "se ha notado el descenso de abonados. En España hay muchos menos servidores de newsgroups que hace unos años. Los de Telefónica, que usaba la mayoría, ya no dan servicio y, además, los clientes no lo piden porque no lo conocen".

La razón de fondo es clara, dice Román: "Los servidores disminuyen porque la demanda disminuye". La red mundial de newsgroups, dice, "está obsoleta y la aparición de otros foros ha restado mercado a una tecnología de sólo texto". La necesidad de charlar la llenan hoy miles de sitios gráficos, más fáciles de usar porque no requieren programas ni servidores especializados.

La mayoría de conversaciones en los grupos españoles han sido sustituidas por una letanía de mensajes basura. En los veteranos siguen las conversaciones, aderezadas con cantidades importantes de spam, como en es.charla.moteros, es.charla.gastronomia, es.rec.deportes.aventura, es.rec.fotografia, es.rec.viajes, es.rec.cine, es.rec.comics. Pero, dice Santos, "están muy parados".

A veces, corre por ellos algún mensaje que pide un "renacimiento", pero sólo genera algunas respuestas que se pierden en el viento digital. Román asegura: "Ahora los grupos funcionan por inercia. No parece probable que nadie los borre y, según vaya desapareciendo la gente, se quedarán vacíos, como los pueblos fantasmas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de junio de 2009