Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"El Servicio de Ayuda a la Movilidad" se ha llevado su coche

Un colegio jesuita acoge un nuevo depósito de la grúa

Qué bien suena decir "servicio de ayuda a la movilidad" para referirse a esa grúa que se lleva el coche de los ciudadanos unas 71.000 veces al año. O qué mejor que presentar un aparcamiento que ha costado 22 millones de euros y que financia un colegio concertado católico bajo el nombre de "plataforma logística de movilidad". Esos términos utilizó ayer el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, en la inauguración del gigantesco garaje junto a la avenida de Burgos.

La operación es la siguiente: el Ayuntamiento necesita un nuevo depósito de la grúa municipal en la zona norte de Madrid. Pero ni tiene el espacio ni, probablemente, las ganas de pedir otro crédito a los bancos (les debe ya unos 7.000 millones de euros). Así que el colegio Nuestra Señora del Recuerdo (donde, por cierto, estudió el propio Gallardón) pide una hipoteca, de 22 millones de euros, y bajo el campo de fútbol construye el subterráneo. O, mejor dicho, plataforma logística de movilidad.

El Ayuntamiento paga al colegio un canon de unos 100.000 euros al mes durante 20 años. A cambio, utiliza 564 de las 1.391 plazas para su "servicio de ayuda a la movilidad", o sea, la grúa, y el resto las explota como aparcamiento público. El colegio recupera la inversión, y el estacionamiento, al cabo de dos décadas.

Total, en vez de pedirle un crédito al banco, el Ayuntamiento se lo pide a un colegio de curas. Además, con la explotación de las plazas puede sufragar el pago del canon y, si no pasa nada, le sale muy barata la operación. El Consistorio ingresa unos 30 millones de euros al año por la grúa.

Además, y ése es según el director del centro el principal motivo del proyecto, se mejora la seguridad y el tráfico en las entradas y salidas a un colegio con unos 2.000 alumnos. El aparcamiento cuenta con unas dársenas de parada breve para los coches de los padres.

El estacionamiento dispone también de 36 tomas de energía para recargar vehículos eléctricos. El alcalde dijo que en el futuro, todos los aparcamientos públicos tendrán este servicio. Ya se verá quién las paga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de junio de 2009