Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

Agua para todos los de la Degolla

Uno de los actos de la fiesta del Corpus Christi más apreciados por los niños es la denominada cabalgata de la Degolla, cuyo origen fue una invitación que hacían los Jurados de la ciudad de Valencia, a través del Capellà de les Roques, a las autoridades y al pueblo para que asistiesen a la procesión de la tarde. La Degolla simboliza a la guardia de Herodes, cuya misión es ejecutar a los inocentes, lo que los convierte en la parte más antipática, y sin embargo atractiva, de la cabalgata. Como siempre, la llegada de los sicarios de Herodes a la calle dels Cabillers, con su indumentaria de andrajos de yute y sus carxots (porras) es recibida con abucheos por parte del público y los vecinos, que responden a su presencia y sus provocaciones lanzando agua a cubos desde las ventanas. La Degolla, asimismo, provoca al público al grito de agua para ayudarse a combatir el calor y poder proseguir la cabalgata.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de junio de 2009