Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Roland Garros

Nadal ya no aguanta el dolor

El 'número uno' del tenis, "con problemas en una rodilla desde hace meses", no jugará el torneo Queen's y es duda para Wimbledon

Rafael Nadal anunció ayer que no disputará el torneo Queen's, que arrancará el próximo lunes, porque siente dolores en una rodilla. Que el tenista español no juegue en Londres pone en cuestión su condición de número uno mundial y más cosas. "A ver si llegamos para Wimbledon [el día 22]", explicó Toni Nadal, su tío y entrenador, que verá cómo mañana el suizo Roger Federer, de nuevo forzado hasta la quinta manga en las semifinales (3-6, 7-6 (2), 2-6, 6-1 y 6-4 contra el argentino Juan Martín del Potro), intenta completar el Grand Slam en París ante el sueco Robin Soderling. "No está claro. Pero, por poco que pueda, con que esté medio bien, con un tratamiento de choque, va a ir. Ahora mismo, sin embargo, no se sabe. Hay que estar bien seis días antes para ir con garantías". Nadal perdió frente a Soderling en Roland Garros, donde estaba invicto desde hacía cuatro años. ¿Cuánto ha influido la falta de confianza en su renuncia a Queen's? "Cero", dice Toni; "es exclusivamente por un problema que arrastra hace tiempo. El jueves intentó entrenarse y no le fue muy bien. Nos limitamos a sacar".

Ruano y Medina, campeonas en dobles, y Federer-Soderling, final masculina

Sábado, 16 de mayo. Toni ve cómo Ángel Ruiz Cotorro, el médico de Nadal, se apoya sobre una pared del club del torneo de Madrid para señalarle varias posturas de pie. Hablan del cuerpo del número uno, que podría perder su privilegiado puesto si no participase en Wimbledon y Federer ganara Roland Garros y Halle y llegase a la final del templo de la hierba. El británico Murray también tiene posibilidades. "En Madrid ya se hizo una resonancia", cuentan desde su equipo; "nos dijeron que no era preocupante, un edema en el hueso que le limitaba en la competición por el dolor. El tema era el aguante que tendría Rafa frente a ese dolor. Y llegó un momento en que... Estaba jugando sin flexionar para no forzar, pero así no se puede competir".

Lunes, 25. Nadal debuta en Roland Garros contra el brasileño Marcos Daniel. Su juego deja que desear: al extraño armado de su derecha, observado por otros tenistas, añade malos apoyos que dificultan la ejecución de sus reveses. Hay una explicación: durante el entrenamiento se ha hecho daño en una rodilla. "Es un problema que venía arrastrando y que se reprodujo antes del primer partido", confirmaba ayer Cotorro. El tenista, según su equipo, viajará el lunes a Barcelona y conocerá el resultado de las pruebas el martes.

Domingo, 31. Nadal está perdiendo contra Soderling, que jugará la final contra Federer tras vencer al chileno Fernando González (6-3, 7-5, 5-7, 4-6 y 6-4). Arranca el tercer set y se gira hacia su palco. "Me duele. No puedo", dice. Luego, no reconoce ningún problema. Tampoco su equipo. "Hay que saber perder", dicen. Por tres lesiones distintas, Nadal se ha perdido desde octubre de 2008 la Copa de Maestros, la final de la Copa Davis, el torneo de Dubai, en febrero de 2009, y ahora el Queen's.

Ayer, mientras Vivi Ruano y Anabel Medina ganaban el título parisiense en dobles (6-1 y 6-1 ante Elena Vesnina, rusa de origen ucranio, y Victoria Azarenka, bielorrusa), Nadal renunció a Queen's: "No es un secreto que he tenido problemas en una rodilla, lo que no me permitió siempre competir al ciento por ciento. Espero estar bien en Wimbledon".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de junio de 2009