Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hijos de Guerrero conceden una tregua a la Diputación

Lisa y Tony garantizan que las obras no saldrán de Granada antes de 2010

Después de las innumerables muestras de afecto y apoyo que han recibido y tras romper unilateralmente la negociación hace unas semanas, los hijos del pintor José Guerrero, Lisa y Tony, escribieron ayer un nuevo episodio de la rocambolesca historia reciente de la obra de su padre, que desde hace 10 años se encuentra en un moderno edificio junto a la catedral granadina, el Centro José Guerrero.

"Estamos conmovidos por el apoyo de la gente y tampoco podemos permanecer insensibles a los esfuerzos realizados por la Diputación para que definitivamente la obra de nuestro padre permanezca en Granada", aseguraron ayer en un comunicado, sólo unos días después de que sus abogados comunicaran al jefe del área de Cultura de la institución provincial la ruptura de las negociaciones mediante un mensaje de móvil.

Si la negociación no fructifica, los cuadros serán llevados a Madrid

La noticia, aunque alimenta la esperanza, no supone el fin de la polémica. El comunicado sólo sostiene que la familia ha aceptado una segunda prórroga, como le solicitó por unanimidad el pleno de la Diputación de Granada. Esta prórroga sólo garantiza que las obras de Guerrero no saldrán este verano del museo granadino con destino a un almacén madrileño, pese a que era lo previsto y a que las gestiones estaban muy avanzadas. Sin embargo, la amenaza de que su primer destino tras la marcha de Granada sea Madrid se mantiene con una nueva fecha límite, el próximo 31 de diciembre. De no haberse encontrado una solución al conflicto antes del nuevo año, la obra será embalada.

En otro comunicado, la Diputación de Granada informó de que "nunca" había abandonado la negociación con los herederos y se mostró prudentemente optimista ahora que comienza un nuevo periodo de "diálogo" para tratar de "llegar a un acuerdo" que garantice la permanencia definitiva de la obra y su cesión a la provincia.

El instrumento jurídico que gestionará el Centro José Guerrero ha sido el origen del enfrentamiento entre los herederos y la Diputación. Los primeros consideran prioritaria la creación de una Fundación José Guerrero gestionada por especialistas. Por su parte, la Diputación quería poner en marcha la Fundación Granadina de Arte Contemporáneo, de la que formaría parte el Centro Guerrero, a lo que los herederos se negaron desde el primer momento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de junio de 2009