Greenpeace pide que se permitan parques eólicos en el mar

La organización insta a la Xunta a convencer al sector pesquero

La oposición unánime de los partidos políticos en Galicia a desarrollar un plan eólico marino resulta incomprensible para Greenpeace. "Galicia no puede cerrarse a esta alternativa de energía limpia, y si hay resistencia del sector pesquero, pues que se busque un consenso" para implantar molinos de viento en el mar, reclamaron ayer en A Coruña los responsables de la organización ecologista, a bordo de su mítico barco, el Rainbow Warrior, en el que recibieron la visita del conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández.

"Entendemos que hay otras energías renovables que no pasan por parques eólicos marinos, que tienen un impacto negativo muy importante sobre el paisaje", respondió el responsable medioambiental de la Xunta. Y tampoco cree que haya que acelerar los plazos para pasar de las centrales térmicas a las energías renovables, como defiende Greenpeace. El uso y desarrollo de energías no contaminantes se llevará a cabo "pero con sentido y control del tiempo", replicó Hernández ante la petición de los ecologistas de que cierren las centrales térmicas de As Pontes, "el mayor foco emisor de CO2 de España", y la de Meirama. Ambas emiten el 37% de los gases de efecto invernadero de Galicia. Pero, según Hernández, no es momento aún de hablar de cierre de ambas plantas.

El conselleiro de Medio Ambiente rechaza cerrar centrales térmicas

Fue el principal punto de desencuentro entre el Gobierno gallego y la organización que, en la gira por su 25º aniversario de activismo en España, recaló ayer en el puerto coruñés para una jornada de puertas abiertas a fin de llamar la atención sobre los efectos ya evidentes del cambio climático en Galicia. En lo que sí quedaron satisfechos los responsables de Greenpeace fue en lograr una declaración tajante del conselleiro sobre el cambio climático. "Es una realidad innegable que ya está afectando a los quehaceres diarios", coincidió Hernández.

Hernández anunció "para los próximos meses" la presentación de un plan gallego contra el cambio climático en el que se implicará, aseguró, a todas las consellerías y que tomará "como base" el documento científico que dejó el bipartito. El conselleiro de Medio Ambiente aseguró que diseñará una estrategia de movilidad basada en un mayor uso del transporte público y que impulsará "por encima de los intereses locales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 27 de mayo de 2009.