Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis años por violar y obligar a comer heces a su pareja

La sección primera de la Audiencia de Valencia ha condenado a seis años y un mes de prisión a un joven por violar a su novia, que tenía 17 años, y a la que, entre otras cosas, obligó a comer heces de perro. Además, no podrá acercarse ni comunicarse con ella durante ocho años y deberá indemnizarla con 10.000 euros. La sala absuelve al procesado de los delitos de lesiones en el ámbito familiar, detención ilegal, contra la integridad moral y otro de violación de los que le acusaba la fiscal porque no están "suficientemente corroborados".

La sentencia considera probado que el 20 de febrero de 2008, cuando la pareja se encontraba en el dormitorio del chico, en Valencia, éste propuso mantener relaciones sexuales. Ella se negó ella y él la golpeó, la arrojó sobre la cama y la violó mientras la cogía del cuello, para luego decirle que si lo contaba la apuñalaría. La víctima declaró que una vez su novio le obligó a permanecer cuatro días sin salir del domicilio, que la sometió a vejaciones, entre ellas comer heces de perro. El fiscal y la acusación particular defendieron que era un caso claro de violencia machista. El tribunal dice que hay dos versiones de los hechos incompatibles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de mayo de 2009