SOS Cuétara amplía capital y provisiona el crédito a su ex presidente

Las aguas vuelven a su cauce en SOS Cuétara tras el golpe de mano que supuso la destitución fulminante de su presidente y consejero delegado, Jesús Salazar, por la autoconcesión de un extraño crédito de 212 millones de euros. Esa operación tendrá consecuencias tanto sobre los resultados del grupo como para su accionariado: el consejo de la compañía alimentaria anunció ayer una ampliación de capital de 200 millones para reforzar sus fondos propios.

Además, aprobó reformular sus cuentas de 2008, al pasar de un beneficio de 32 millones de euros a unas abultadas pérdidas de 190 millones para contabilizar una provisión significativa sobre la operación financiera de la familia Salazar.

Más información

La ampliación de capital "cuenta con la disposición favorable por parte de los accionistas representados en el consejo, a excepción del grupo Salazar", según un comunicado enviado tras la celebración del consejo. Caja Madrid fue uno de los accionistas que se desmarcó de los Salazar, tras acumular fuertes minusvalías después de hacerse con un 10,5% del capital en octubre de 2008. La caja entró en SOS Cuétara a un precio de 9,25 euros por acción; la cotización bursátil cerró el pasado viernes a 4,10 euros.

Regreso a la normalidad

"El grupo regresa a la normalidad", titulaba ayer un comunicado SOS Cuétara, tras unas semanas de fuerte marejada en la cúpula de la compañía. El consejo destituyó hace unos días al presidente y primero ejecutivo, Jesús Salazar, y al vicepresidente, su hermano Jaime Salazar -que poseen el 28% del grupo- por la autoconcesión del crédito a la empresa Cóndor Plus, ligada a los Salazar. La operación estaba avalada por la familia con su patrimonio personal. La empresa justificó ese préstamo en su día por una operación corporativa ligada a un Fondo Soberano.

El grupo aseguró ayer que el crédito "no guarda correlación temporal con las negociaciones que pudieran haberse mantenido en 2008 con un Fondo Soberano". El consejo, tras el informe del auditor KPMG, decidió provisionar ese préstamo y sanear también otras partidas, como una operación que incorporaba un contrato "especulativo" sobre otras acciones de compañías "ajenas al grupo SOS", indicó la compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 10 de mayo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50