El Ejército realiza prácticas de tiro en un espacio natural protegido de Tarifa

Las protestas de la junta rectora del Parque del Estrecho han sido ignoradas

La isla de Las Palomas, en Tarifa (Cádiz), es un enclave natural situado en la punta más meridional de España que está catalogado como Reserva de la Biosfera y es parte esencial del Parque Natural del Estrecho. En estas 20 hectáreas de terreno se ubica un antiguo acuartelamiento utilizado durante años como centro de instrucción del Ejército de Tierra. La Guardia Civil y el Ejército realizan ahora prácticas de tiro en esta zona, lo que ha provocado en varias ocasiones las quejas y denuncias de grupos ecologistas y de la propia Junta Rectora del Parque Natural del Estrecho, que han sido desoídas.

La última de estas protestas ha partido, esta semana, de la Asociación Gaditana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza (Agaden), que ha anunciado que denunciará a la Consejería de Medio Ambiente, a la que los ecologistas culpan de "permitir este y otro tipo de actividades impropias de una zona que desde el año 2004 está catalogada como Zona de Especial Protección Ambiental".

La ausencia de respuestas de la Administración se debe, según fuentes de la consejería, a la "falta de definición" de la responsabilidad de los terrenos del antiguo cuartel.

Se trata de un espacio propiedad del Ministerio de Agricultura, Medio Rural y Marino que está ahora bajo responsabilidad de la Demarcación de Costas.

El uso se cedió en su día, tras la marcha del Ejército, al Ministerio del Interior, que en la actualidad cuenta también con un Centro de Internamiento para Extranjeros en dichos terrenos.

Según los ecologistas, "las prácticas de tiro que se desarrollan en la isla de Las Palomas suponen que miles de aves se vean afectadas durante los días que duran los ejercicios, ya que estos terrenos son utilizados como paso y zona de descanso de las aves que por dos veces al año cruzan el Estrecho de Gibraltar".

El presidente de la Junta Rectora del Parque Natural del Estrecho, Ildefonso Sena, asegura que "han sido varias las llamadas de atención a la Administración por la contaminación del suelo que deja esta actividad en un paraje natural, ya que en el suelo se deposita gran cantidad de munición". "Cuando entras, se pueden ver en el suelo numerosos casquillos de balas, cartuchos e incluso algunos proyectiles sin detonar", apostilla Sena, que añade que "bomberos del Consorcio provincial también realizan, en este enclave, ejercicios prácticos en naves y edificios que podrían ser catalogados por su interés histórico, ya que pertenecen al primitivo acuartelamiento existente en la isla".

Las prácticas de tiro que llevan a cabo militares y agentes de la Guardia Civil en este entorno natural de especial protección se desarrollan a algo más de 200 metros del Centro de Internamiento para Extranjeros.

Fuentes de la Guardia Civil aseguran que las prácticas se realizan "cuando se cree conveniente" y "con las medidas de seguridad necesarias". Los ecologistas y la mayoría de ciudadanos de Tarifa urgen a que se instale en la zona el prometido Centro de Interpretación del Parque Natural del Estrecho, en el que se estudiarán las migraciones de las aves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 08 de mayo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50