Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ED WESTWICK | Actor de 'Gossip girl'

"Chuck es difícil, no podría ser su amigo"

Joven, guapo, excéntrico y tremendamente rico, Chuck Bass es uno de los personajes de Gossip girl, serie de Cuatro (domingo, 18,45) que relata las andanzas de un grupo de cachorros de la élite neoyorquina del Upper East Side a partir del blog de una cibercotilla anónima. El inglés Ed Westwick (Hertfordshire, 1987) imposta el acento americano para interpretar al manipulador Chuck, una de las ovejas negras de este culebrón juvenil, tan odiado como respetado por su condición de heredero de un imperio de hoteles. El actor, formado en teatro, se ha fogueado en la televisión británica antes de volar a EE UU.

Pregunta. Gossip girl, basada en las novelas de Cecily von Ziegesar, es en un fenómeno social entre los adolescentes de EE UU. ¿A qué atribuye ese éxito?

Respuesta. No existe una fórmula, pero creo que la serie es muy atractiva porque, además de tener unos personajes interesantes, está impregnada de moda, de música, del estilo de vida en Nueva York, que es increíblemente glamuroso. El recurso al blog es además muy contemporáneo. Todo ello atrae a adolescentes y también a un público más maduro.

P. Pero estos chicos privilegiados y ultrapijos, al estilo de Paris Hilton, no tienen nada en común con la mayoría de espectadores.

R. No estoy de acuerdo. Creo que los temas de la serie (relaciones personales, amistad, traiciones, familia) son universales.

P. ¿Se identifica con su personaje?

R. Chuck es muy difícil, no podría ser su amigo. Tiene demasiados puntos negros y muy poca consideración hacia los demás. Pero interpretarlo es apasionante, y, como actor, prefiero personajes negativos que evolucionan hacia mejor frente a los que discurren a la inversa.

P. La serie le ha convertido en un ídolo adolescente, pero también en objeto de cibercotilleos sobre su vida privada, desde supuestos cambios de peso hasta su relación con una de las protagonistas. ¿Cómo lleva esa cara de la fama?

R. Se escriben como ciertas muchas historias inventadas, pero asumo que viene con el trabajo y no le doy más vueltas.

P. Como tantos actores británicos, ha tenido que saltar el charco para lanzar su carrera. ¿Prefiere vivir en Inglaterra o en EE UU?

R. Me fui a Los Ángeles porque en mi país no había mucho trabajo. Hice las pruebas de Gossip girl, me eligieron, y desde hace dos años vivo en Nueva York, ciudad que me fascina. Ya sólo regreso a Inglaterra de vacaciones, y lo único que echo de menos es el fútbol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de mayo de 2009