_
_
_
_
Reportaje:Información privilegiada | Empresas & sectores

Tres mujeres sin piedad

Tres directivas del Banco de España instruirán el expediente de CCM

Miguel Ángel Noceda

Tres mujeres (Lucinda Claver Madurga, María Ortega Diego y Paloma García Galocha) de la Secretaría Técnica del Banco de España se han encargado de la instrucción del expediente abierto a Caja Castilla La Mancha (CCM) y los responsables de su gestión. Es decir, los miembros del consejo de administración durante 2007 y 2008 (incluidos los representantes del PP que dimitieron en febrero), con su presidente, Juan Pedro Hernández Moltó, y el director general, Ildefonso Ortega, a la cabeza. Los implicados pueden presentar alegaciones al pliego de cargos en un plazo de 20 días.

Todo indica, a la vista del demoledor informe de los Servicios de Inspección del Banco de España, que los implicados tienen poca defensa. Los errores cometidos -como volcarse en el sector inmobiliario, no hacer caso a las exigencias del Banco de España, conceder créditos a personas ligadas a la entidad para otros proyectos, tener un 84% de los grandes créditos de dudoso cobro, entre otros pecados- no son desde luego la mejor tarjeta.

Lo cierto es que el informe ha puesto patas arriba el sector, donde se comenta con avidez que las malas prácticas de CCM son moneda común en gran parte de las cajas de ahorros. Sin embargo, lo que ha ocurrido es que la que se ha intervenido es CCM y, a juzgar por lo que se sabe ahora, con mucho retraso. Lo que el banco central quiere es aprovechar el informe para dar el aviso a navegantes basándose en los requerimientos que hace a CCM tras desvelar su política de actuación, que llevó a unas pérdidas antes de impuestos de 1.102 millones de euros.

El informe, en ese sentido, recomienda "establecer medidas gerenciales para reforzar el área de recuperaciones y extremar el seguimiento de los acreditados que presenten debilidades para evitar el menoscabo de valor de la cartera crediticia". Asimismo, exige "una profunda reflexión sobre los errores cometidos y un esfuerzo por encontrar las mejores soluciones que eviten que las inversiones continúen siendo una fuerte rémora para la institución". Y, sobre todo, destaca que la estructura organizativa no contaba con líneas de responsabilidad claras y definidas y que hicieron poco caso a anteriores inspecciones del Banco de España. Vale para todas, las que pueden estar en una situación delicada y las que no.

El conocimiento del informe ha provocado gran revuelo político en Castilla-La Mancha, donde PP y PSOE se han estado echando los trastos a la cabeza en busca de réditos electorales. Pero tanto uno como otro saben que tienen muy difícil salida, porque los dos tienen personas implicadas en la gestión de la caja por mucho que el PP hubiera querido escurrir el bulto forzando la dimisión de sus consejeros de la caja y de la Corporación CCM, que no cumplieron todos. Seguramente por eso, desde el PSOE, que con José María Barreda gobierna en la región, se mandan mensajes de concordia y entendimiento al otro lado apelando a asegurar el futuro de la caja de ahorros. Las respuestas del PP, dirigido por María Dolores de Cospedal, no parecen que vayan encaminadas a acabar con el enfrentamiento.

El mismo mensaje se ha lanzado desde el Banco de España, que ha puesto al frente de la caja para reflotarla a un hombre del sector, Xabier Alkorta, recientemente jubilado como director general de la Kutxa. Alkorta tiene el reto de poner a CCM en órbita de nuevo y evitar que siga la sangría de retirada de depósitos, que para lo que está cayendo se considera que no ha sido muy grave.

Y, mientras siguen los rumores de fusiones y de existencia de listas negras, en la institución que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez han respirado satisfechos al ver cómo en los resultados del primer trimestre se han cumplido, en la mayoría de los casos, los criterios de prudencia que recomienda en general y que en el caso de CCM han brillado por su ausencia, a juzgar por la Inspección. Es decir, dotar provisiones extraordinarias (llenar la hucha) por si los tiempos que vienen son todavía peores.

La lectura de los resultados trimestrales ofrece otras conclusiones: el efecto de la crisis ha sido duro, pero no demasiado (los sindicatos reclamaron el viernes que no llenen sus resultados y hagan fluir el dinero a los ciudadanos); la morosidad se ha disparado de forma preocupante y sigue siendo un peligro, y el sistema financiero español es el que mejor ha capeado y capea el temporal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda
Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_