Reportaje:33ª jornada de Liga

Eterno Raúl

El Madrid gana en Sevilla con un 'triplete' de su capitán y se sitúa a cuatro puntos del Barça - El clásico del sábado será decisivo para la suerte de la Liga - Los azulgrana reciben mañana al Chelsea

Hay futbolistas infalibles, que simbolizan el carácter irreductible de un equipo; figuras imperecederas porque resultan imprescindibles en épocas de bonanza, cuando el protagonismo recae en iconos universales y a cambio se agrandan en la adversidad; personajes a través de los que se explica la historia de una institución. Uno responde al nombre de Raúl, heredero indiscutible de Di Stéfano y capitán del Madrid, representante de la fe blanca en el triunfo. Una suerte inexplicable desde el punto de vista del adversario y, sin embargo, una certeza irrefutable en el campeonato de Liga.

Una vez que los partidos se han convertido en una cuestión de vida o muerte para el Madrid, Raúl (18 goles) se presenta como una pesadilla para el Barça. Ayer, en un duelo muy exigente, Raúl se bastó para fulminar al Sevilla con un triplete. El triunfo permite al Madrid situarse a cuatro puntos de la cabeza y presentar el clásico del sábado como el encuentro decisivo para la suerte de un torneo que por juego ha dominado siempre el Barça. El mensaje del equipo de Raúl hacia el líder es inequívoco: o el Barça gana en Chamartín o el Madrid saldrá campeón, sin Pepe y con independencia de que jueguen Metzelder, Robben, Torres o el sum sum corda. Le alcanza con Raúl.

Más información

Al Barcelona le conviene revertir la excusa de que, aun perdiendo en el Bernabéu, sacará todavía un punto al Madrid a falta de cuatro jornadas para el final. Los azulgrana nunca supieron especular y, por tanto, la mejor manera de presumir de una Liga ejemplar es resolver el litigio sin mediar terceros ni circunstancias.

A fin de cuentas, ya lo anunció Guardiola a la salida de Mestalla, cuando aún no se había disputado el partido de Sevilla y se felicitaba por el empate: "Vamos a prepararnos para la semana más importante del año. Nos jugamos la Liga y la Champions". Al Barcelona le ocupa el Chelsea y el Bernabéu mientras que el Madrid sólo piensa en el Barça desde que fue arrollado por el Liverpool. Así las cosas, la Liga no sólo se presenta como la mejor en juego y cifras, sino también en emoción.

Miguel Torres besa a Raúl tras uno de los tres goles del delantero madridista al Sevilla.
Miguel Torres besa a Raúl tras uno de los tres goles del delantero madridista al Sevilla.ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 26 de abril de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50