_
_
_
_
_

Salgado queda fuera de la reunión de ministros del G-20

El representante brasileño dice que Estados Unidos cumplió las reglas al no haber invitado a España

La presencia de España en el G-20, el gran caballo de batalla de la política exterior española de los últimos meses, ha durado exactamente dos cumbres. En la noche del viernes, la vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, no participó en la reunión informal de los ministros de Finanzas del G-20 en Washington, convocada por Estados Unidos en la sede del Tesoro. El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, había asistido a las reuniones de líderes del G-20 en Washington y Londres, pero la vicepresidenta se quedó fuera de la cumbre informal de ayer.

No hubo explicaciones oficiales. Fuentes del Ejecutivo se remitieron a una comparecencia de Salgado prevista para hoy ante los medios en el Banco Mundial. Pero el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, dijo a los periodistas que el anfitrión de la cumbre, Estados Unidos, "cumplió a rajatabla las reglas del G-20" al no invitar a España. Y avanzó más, al asegurar que España no debería acudir a las próximas reuniones: "Está claro que a Brasil le gustaría tener a España de su lado porque es un país muy próximo de Brasil, pero no podemos hacer eso porque estaríamos violando reglas", dijo.

Más información
De la Vega anuncia una cumbre en El Cairo con los países árabes

Las palabras del ministro brasileño causaron cierto malestar en la delegación oficial española, hasta el punto de que el ministro brasileño, acompañado por la vicepresidenta española, acudió nuevamente a los periodistas para matizar sus palabras. "Brasil no tiene una posición contraria a la presencia de España en el G-20", puntualizó Mantega junto a una sonriente Elena Salgado. "No hay razón o impedimento por parte de Brasil para que esté España", precisó, "pero no puede ser que yo invite hoy a España y mañana Estados Unidos invite a Marruecos. Debemos definir la gobernanza del G-20. Debemos sentar las reglas de su funcionamiento".

Elena Salgado desplegó ayer una gran actividad en la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI). A primera hora se reunió brevemente con el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, y con el gobernador del banco central norteamericano, Ben Bernanke, entre otros encuentros con autoridades de varios países.

En su intervención ante el FMI, Salgado señaló que España "ha sido uno de los primeros países en tomar, a tiempo, medidas fiscales significativas. Nuestro sistema bancario ha dado pruebas de su resistencia, gracias a la prudente política supervisora entre otras razones". No obstante, advirtió que el Ejecutivo "permanece alerta y está listo para adoptar otras medidas si es necesario".

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Claudi Pérez
Director adjunto de EL PAÍS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_