Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Homenaje al flamenco 'granaíno'

Marina Heredia y Pepe Habichuela llegan a Málaga con su espectáculo 'De Graná'

Dos de las principales figuras del flamenco con sello granadino, la cantaora Marina Heredia y el guitarrista Pepe Habichuela, cruzan su arte sobre el escenario en una propuesta que rinde tributo a los flamencos de su tierra natal.

De Graná es el título del espectáculo en el que ambos, sin más artificios que la voz y las manos a la guitarra, vuelven la vista para recuperar los sonidos de su infancia, ésos que resonaban por el barrio del Albaicín y por el Sacromonte. "Quería hacer un concierto puro, volver a las raíces. Sin adornos ni artificios. Donde la voz y la guitarra fueran los únicos protagonistas". De Graná es, para la cantaora, "como abrir mi caja de recuerdos, volver a lo que he escuchado desde pequeña en mi Albaicín natal y devolverle lo mucho que me ha enseñado". Soleares, alegrías y tangos son sólo algunos de los estilos que interpreta junto a Pepe Habichuela, lo que para la cantaora "es un lujo y un honor". A su juicio, el guitarrista "es uno de los maestros que mejor nos ha enseñado el flamenco a los jóvenes de mi generación. Es granaíno, como yo. Conoce como nadie los toques de nuestra tierra y, a la vez, es uno de los flamencos más modernos que conozco".

Marina Heredia (Granada, 1980) canta desde que era una niña. Su voz se dejará oír después en los tablaos granaínos como acompañamiento de bailaoras y guitarristas hasta que sustituye a Carmen Linares en un espectáculo de María Pagés en el Festival de Música y Danza de Granada. A partir de este momento, colabora con flamencos como Arcángel o Eva Yervabuena. Su aportación al mundo del flamenco es reconocida en 2004, año en que recibe el premio Andalucía Joven de las Artes.

Por su parte, con sólo 20 años Pepe Habichuela (Granada, 1944) actuaba ya en Madrid con un estilo personal que le incluye en el grupo de artistas que promovieron una renovación del flamenco en los sesenta, sin olvidarse de los clásicos. Ha sido compañero de Camarón y Morente, iniciadores del nuevo flamenco, pero también ha sabido adaptar su estilo de toque, heredado de las enseñanzas de Tío Sabicas y Mario Escudero, a las voces de Valderrama y Marchena.

En el Teatro Cánovas. Málaga. A las 21.00. 14 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de abril de 2009