Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:DESDE EL PARQUÉ | Mercados

La banca acaba con la escalada

Tras encadenar seis semanas de subidas, las Bolsas iniciaron la sesión de ayer con ánimo vendedor. Se trataba de recoger los beneficios latentes acumulados. Pero los números rojos iniciales ganaron en intensidad cuando se conocieron los resultados de Bank of America y con la apertura de Wall Street. Se puso así de relieve que la recuperación de los mercados es muy frágil, que aún queda muchísimo para saber si será definitiva y si quedará atrás la tónica bajista.

La desconfianza y el miedo -o la cautela, según se mire- todavía están muy presentes en el ánimo de los inversores y ayer se cebaron con el sector más expuesto en la crisis, la banca. No fueron malos los resultados de Bank of America. Pero a los mercados no les sentaron bien cuando los observaron al detalle (muchos ingresos extraordinarios, gran peso de la banca de inversión...) y oyeron las palabras del presidente de la entidad, Kenneth Lewis. Los títulos del banco llegaron a caer en torno al 20% y arrastraron al resto del sector en Estados Unidos y Europa.

La caída generalizada de la banca pesó en exceso sobre las Bolsas europeas y americanas, que acabaron la jornada con pérdidas significativas. El Ibex 35 perdió un 3,46% y cerró en 8.718,2 puntos. Perdió así la cota de los 9.000 puntos conquistada el pasado viernes. No fue el peor parado, los índices selectivos de Francia y Alemania acumularon castigos mayores.

Las pérdidas en el Ibex fueron la tónica aplastante. Telecinco, Gamesa y Cintra fueron los peor parados; pero el mayor peso específico del Santander hizo que fuera el primer banco español el que tuviera una mayor responsabilidad en la caída. De los número rojos sólo escaparon dos valores: Iberia, que ganó un 3,03%, y Gas Natural, que acabó el día en tablas.

Tampoco fue un buen día para la negociación ayer. En el conjunto del mercado se movieron 2.791 millones de euros, por debajo de lo habitual.

El tono depresivo de la jornada también se notó en el mercado de materias primas y afectó al euro. En el primero, el precio del barril de petróleo brent -la referencia en Europa- llegó a pagarse por debajo de los 50 dólares por barril, cuatro euros más barato que el viernes. En el segundo, el euro siguió perdiendo posiciones respecto al billete verde. La moneda única se cambió por debajo de 1,30 dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de abril de 2009