Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SOLDADO | Delantero del Getafe | 32ª jornada de Liga

"Ahora valoro lo que tengo"

Roberto Soldado (Valencia, 23 años) regresa al Bernabéu con una espina en su orgullo. "Casi todos los clubes de Primera tienen canteranos del Madrid. No es normal que, tras prestarles tanta atención, se tengan que buscar la vida fuera", considera el delantero del Getafe, que hoy buscará su "desquite particular". "Aunque no por eso quiero que la Liga la gane el Barça, ¿vale?", matiza.

Pregunta. Decía su presidente, Ángel Torres, que el Barça iba a ser más fácil que el Madrid. Visto lo visto...

Respuesta. Creíamos que les pasaría factura el partido con el Bayern, pero... El Barça es invencible. Guardiola no nos hizo el favor de rotar a todas las estrellas. ¿El Madrid? Aunque no sea una gozada verle, a la que te despistas, ya te ha liquidado.

"Con Schuster lo pasé muy mal. Fue mi peor año. Pero me sirvió para madurar"

"Somos demasiado alegres con la pelota. Tenemos que defendernos aún más"

P. ¿Está de acuerdo con la fama de ultraconservador, tácticamente hablando, de Víctor Muñoz, el técnico del Getafe?

R. No es un amarrategui. Conservador tampoco es la palabra... Menos al principio de algún partido, hemos jugado con dos delanteros. Eso no lo hace defensivo. Además, llevar tantas jornadas recibiendo goles, sólo tres con la portería a cero, demuestra que somos demasiado alegres cuando tenemos la pelota y que nos vamos demasiado arriba. Tenemos que defendernos aún más.

P. ¿Más? ¡Si contra el Barça había órdenes de que los interiores no subieran! Ni chutaron.

R. Atacamos más de lo que parece y somos de los equipos que más rematamos, por detrás del Barça, el Madrid y el Mallorca. Víctor nos trae hojas con estadísticas que lo demuestran. Pero no somos el Madrid. Nos cuesta meter goles. Por eso no podemos conceder tantas facilidades atrás. Si nos marcan, es muy difícil que rasquemos un punto. También recibimos muchas faltas, lo que dice que nos gusta el balón. Aunque estamos mentalizados de que no va a ser nuestro ante el Madrid, como ya nos pasó contra el Barça.

P. Le cedieron a Osasuna, en el que le trataron como a un genio. Lo contrario que a su regreso al Madrid, en el que volvió a ser intrascendente: sólo jugó cinco partidos, uno de titular.

R. ¡Ufff...! Con Schuster lo pasé muy mal. Me entrenaba a saco durante la semana y ni entraba en la convocatoria. O me colaba en la lista, pero no jugaba. Ha sido mi peor año con diferencia, pero me sirvió para madurar. Ahora valoro lo que tengo entre manos y lo que llegué a desaprovechar en el pasado. La presión era salvaje. Tenías que aprovechar cada minuto al límite y eso, a veces, no es posible. Lo intenté, pero no tuve apenas oportunidades y decidí cambiar de aires. A mi edad, no quería otra temporada en blanco.

P. ¿Qué opinión guarda de Mijatovic como director deportivo?

R. Ninguna. En serio. Al final, todo era más sencillo. Si le gustabas al entrenador, jugabas. No busqué ninguna explicación. No se la pedí a nadie ni nadie me la dio. Si no las buscas cuando juegas, ¿por qué hacerlo cuando te quedas fuera?

P. ¿No añora la exigencia del Bernabéu? A la mínima, a Raúl le recuerdan el tiempo que lleva sin marcar un gol.

R. En el Madrid, siempre te van a sacar datos, a comparar con alguien... Sobre todo, a Raúl. Sabemos lo que es para el fútbol y el Madrid y ni aun así le dan reposo. A él le es lo mismo. No le afecta. De hecho, le gusta la presión. Cuanto más la siente encima, mejor responde en el campo.

P. Guti, otra de las estrellas de la cantera, está en el disparadero.

R. No lo entiendo, ya que no abundan los centrocampistas con su estilo. La visión de juego que tiene Guti no la encuentras en otro. Es una pena que no estén aprovechando su juego. Podría dar mucha más fluidez al ataque del Madrid. Aunque, por otro lado, no se le puede recriminar nada a Juande. Los números a su favor lo dicen todo.

P. Casillas se ha convertido en el principal valedor de la cantera blanca durante los últimos días.

R. Vale que el Madrid sea el club con más presión, en el que los entrenadores reciben muchas críticas por cualquier asunto menor, pero habría que valorar la apuesta que hace el Barça por La Masia. Guardiola tiene su mérito. La cantera del Madrid es muy buena, pero no terminan de aprovecharla. Es una lástima que no haya más jugadores nacionales en el primer equipo. Pero es la dinámica del club. A ver si cambia.

P. Sus números recuerdan a los de Güiza, el último delantero que cuajó en el Getafe.

R. Mi meta era mejorar los registros de Osasuna, en el que hice 11 goles. Estoy a uno, pero firmaría 15. Nos vendrían bien.

P. Güiza se pasaba las horas muertas detrás de la barra de la cafetería del Getafe, cortando jamón y bebiendo cerveza. No era de los que se entrenaban a fondo. ¿Y usted?

R. Eso depende de la exigencia del entrenador. Pero, aparte, cada jugador tiene su personalidad y su forma de ejercitarse. No todos somos iguales. Quizás eres de los que no les gusta tanto entrenarse y luego te dejas la vida en el campo. Hay que saber regularse. Uno mismo sabe si necesita prepararse más o menos. A estas alturas, los entrenamientos vienen bien, pero, después de tantos partidos y tanto ritmo, no los considero trascendentales. No sólo yo me regulo. También lo hacen los demás compañeros.

P. ¿Eso no es pasotismo? Es la imagen que transmiten en muchas sesiones.

R. Es lo que pasa si estás en una situación difícil, dándole vueltas a la cabeza. Cuanto más te juegas, más piensas en el domingo, en que no te pase nada en el entrenamiento de turno... Lo importante es llegar fresco y bien.

P. Y de una pieza. Los encontronazos en el Getafe se han convertido en una tradición.

R. Es bueno que haya broncas, sobre todo en los entrenamientos. Confirman que la plantilla está muy metida. A ver, está claro que en ocasiones, si te pasas un pelín de la raya, puedes molestar a un compañero, pero que haya piques es bueno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de abril de 2009