Ediles del PP de Torrevieja se agreden en una procesión

El alcalde empujó a un concejal afín a José Joaquín Ripoll

Las espadas siguen en alto en el PP de Alicante, y la pugna entre los afines al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y los seguidores del presidente provincial, José Joaquín Ripoll, no se puede disimular. El último episodio ocurrió en Torrevieja, población turística de más de 100.000 habitantes, en la que el alcalde del PP, Pedro Ángel Hernández Mateo, "semiagredió" al vicepresidente de la Diputación y concejal, Domingo Soler, en la procesión del domingo de Semana Santa. El concejal lo relató ayer así: "[El alcalde] me chilló: ¡Vete a la punta! [de la procesión, para que ocupara otro lugar en la fila de autoridades], y me empujó".

A Soler, enfrentado a Hernández Mateo por la presidencia local del PP, el alcalde le retiró por decreto hace un mes todas las competencias que tenía en el equipo de Gobierno, primer teniente alcalde, portavoz y coordinador. El edil defenestrado admite que "esto es la guerra", en referencia al proceso de renovación de las direcciones locales del PP. Soler lamentó que Mateo "no controle su ira, está perdiendo el fuero en lo civil, por lo que no merece ser alcalde", y remachó: "Ni un caudillo hubiera hecho esta agresión democrática". "[Mateo] se cree Dios y me tiene pánico democrático", añadió. Un portavoz del alcalde se limitó a desmentir las acusaciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS