Justicia intenta agilizar la ejecución de las sentencias

Uno de los ejes del retraso crónico que sufre la Justicia es la lenta ejecución de las sentencias. Jueces, fiscales y secretarios están de acuerdo en la necesidad de su reforma. Ahora, la Consejería de Justicia espera ver la luz al final del túnel en este retraso con el nuevo Servicio Común Procesal de Ejecución Penal, Vistas y Apoyo para los juzgados andaluces. El servicio se pondrá en marcha en el Complejo Judicial Buhaira de Sevilla antes de finales de año, para luego extenderse al resto de la comunidad, según se acordó ayer en la Comisión Mixta de la Consejería de Justicia y la Fiscalía Superior.

En la práctica, la medida supone que un secretario evalúe la carga de trabajo de todos los juzgados para repartir la ejecución de sentencias entre varios funcionarios y lograr así optimizar los recursos. La reorganización requiere de una nueva dotación de personal y otro diseño de infraestructuras, por lo que la consejera intentó ayer concretar los flecos necesarios con el ministro de Justicia, Francisco Caamaño. "Es un servicio ambicioso, necesario y fundamental. Pero no queremos comenzar el traslado de los juzgados de lo penal si no se ha llegado a un acuerdo para poner en marcha los servicios de apoyo común", explicó ayer Evangelina Navarro, consejera de Justicia en funciones.

Carencia de personal

El fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón, alertó ayer de que el problema de la ejecución de sentencias está generalizado en todo el país. El fiscal avisó de la "carencia importante" de auxiliares para la ejecución de sentencias, por lo que los fiscales andaluces reclaman personal especializado. "No es tan sencillo ejecutar las numerosas sentencias que se dictan sobre todo a través de los juicios rápidos. Ante la necesidad acuciante planteada con este problema, es importante el anuncio", valoró ayer García Calderón. El fiscal superior recordó que es necesario "garantías y controles" para la ejecución de sentencias y expresó su confianza en que los refuerzos anunciados solucionen los problemas de retraso.

Además, Naranjo avanzó que planteó a Caamaño "reivindicaciones" como la extensión del sistema informático Lexnet a toda la comunidad. Mientras, García Calderón destacó los saltos "cualitativos" que han sufrido los delitos cometidos por los jóvenes, en especial los cometidos dentro de las familias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de abril de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50