Doña Letizia explica a la prensa que lucha por su vida privada

La Princesa quiere que se diferencie su faceta oficial de la familiar

Los príncipes de Asturias recibieron ayer a la Junta Directiva de la Asociación de Periodistas Gráficos Europeos (APGE), presidida por Roberto Cerecedo, y de la que forman parte 600 fotógrafos. Don Felipe y doña Letizia conversaron con sus representantes sobre las actividades de la asociación y sobre cómo ha evolucionado su trabajo.

Doña Letizia se mostró especialmente interesada en analizar cómo los avances tecnológicos han cambiado la sociedad. Y se refirió a que ahora cualquiera es un paparazzi con un teléfono móvil. La Princesa admitió que por su condición de miembro de la familia real es objetivo de los medios de comunicación, pero aun así reivindicó su derecho a tener vida privada, algo que intenta junto a don Felipe y sus dos hijas. Doña Letizia ha desvelado que intentan ser como una familia más, y suelen acudir al parque con las infantas y hacer ellos mismos algunas compras en grandes almacenes.

La Princesa trasladó a los fotógrafos que entiende que los personajes públicos tienen una obligación hacia los medios, pero también derecho a un espacio para su total privacidad. Doña Letizia reconoció que antes, como periodista, veía el debate desde un punto radicalmente distinto de como lo ve ahora como princesa de Asturias.

Don Felipe recordó algunas anécdotas familiares, como cuando la Reina tropezó en la Casa Blanca y él vio la secuencia fotográfica estando en una visita en Ginebra. El Príncipe recordó que su infancia y la de sus hermanas no tuvo la presión que ahora ejercen los medios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de abril de 2009.