El PP recibirá al nuevo Ejecutivo con una ofensiva parlamentaria

Cristóbal Montoro, portavoz de economía del PP, llamó el miércoles a Pedro Solbes para despedirle y el jueves a Elena Salgado para darle la bienvenida, pero hasta ahí llega el plazo de cortesía de la oposición con el nuevo Gobierno.

El calendario y el fondo de la crisis de Gobierno no permiten treguas, según el PP. De hecho, el primer cometido parlamentario de Salgado como vicepresidenta no será un camino de rosas. Debe defender dentro de dos semanas la convalidación del decreto de intervención de la Caja de Castilla-La Mancha y el PP, aunque votará a favor, aprovechará para criticar con dureza la gestión del Gobierno.

En cuanto al fondo de los cambios, el PP considera que "Zapatero se ha echado la crisis a la espalda", en un proceso que se inició en el Consejo de Ministros extraordinario de agosto y que termina con la sustitución de Solbes por Salgado.

El portavoz adjunto del PP, José Luis Ayllón, asegura que "Zapatero ha buscado a una vicepresidenta que le diga a todo que sí". Explica el PP que Salgado carece de peso político, de autoridad en el partido y que no es una técnica, sino una gestora que permite a Zapatero asumir la gestión pública de la crisis económica. Según Ayllón, no parece que vaya a ser "una vicepresidenta que audita o controla el gasto del Gobierno", como podía ser Solbes.

Explicar los cambios

Sobre el resto de los cambios, Ayllón asegura que su primera preocupación es esperar a ver cómo se resuelven las dudas sobre el nuevo reparto de competencias, que se plasmará en los decretos que se publiquen en los próximos días y en las comparecencias en las comisiones del Congreso de los nuevos ministros, que no tendrán lugar antes de quince días. Ayllón asegura que es fundamental que se produzca lo antes posible la comparecencia en pleno del propio Zapatero para que explique los cambios.

El primer asalto parlamentario será el próximo martes en el Senado, con una pregunta al nuevo vicepresidente tercero, Manuel Chaves, por parte del senador Javier Arenas, reeditando un clásico del Parlamento andaluz. El dirigente del PP preguntará sobre la financiación autonómica.

Ayllón asegura que no puede hablarse en este caso de 100 días de gracia, porque "la propia vicepresidenta primera dijo que no hay un cambio de políticas". Añade que "con el ritmo de creación de parados, esperar 100 días sería por nuestra parte una irresponsabilidad, porque supondría multiplicar la cifra".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS