Entrevista:HIDEKI KOMIYAMA | Ppresidente de Sony Ericsson | Empresas & sectores

"Tendremos una Play Station en nuestros terminales móviles"

Sony Ericsson, el cuarto mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo, no pasa por un buen momento. Acaba de anunciar que en el primer trimestre de este año venderá prácticamente la mitad de los teléfonos que comercializó el trimestre anterior, con pérdidas antes de impuestos que pueden rozar los 390 millones de euros.

El presidente mundial de la firma, Hideki Komiyama, reconoce que la crisis económica les está afectando especialmente, y considera que la prioridad ahora es la reducción de costes fijos. Sobre los más que insistentes rumores de que la joint venture entre Sony y Ericsson está a punto de romperse, Komiyama (procedente de Sony) dice, no con mucho entusiasmo eso sí, que la alianza está viva.

"No vamos a trabajar siempre con Android, Symbian y Windows Mobile"
"La cuota de mercado es importante, pero más ser rentable"
Más información
Sony baja el precio de la Play Station 2 pero mantiene el de la PS3

Pregunta. ¿Cómo está afectando la crisis a Sony Ericsson? ¿Tienen dificultades de financiación?

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Respuesta. Esta crisis no tiene precedentes. Algunos han dicho que ocurre una vez cada cien años aproximadamente. Además ha afectado a todo el mundo: a Estados Unidos, a Japón, a Europa y a los mercados emergentes. Y, por tanto, nosotros también nos estamos viendo afectados, en particular, porque todos los mercados emergentes habían experimentado un crecimiento en unidades muy grande en 2007 y 2008, y ahora no cabe duda de que está disminuyendo aceleradamente. Asimismo, la oferta se ha visto afectada por la crisis crediticia, sobre todo en el ámbito de los mercados más importantes, como Brasil, México, Rusia o la India. La cuestión del crédito está afectando a minoristas y a distribuidores. Ahora bien, ¿cuánto va a durar? Un declive tan repentino es muestra de que probablemente va a durar más de lo esperado. Opino que podríamos tardar fácilmente entre dos y tres años hasta que se recupere la economía. Y en nuestro negocio no sólo hay disminución de la demanda sino caída de precios.

P. ¿De cuánto?

R. Estamos hablando de una caída de la demanda de más del 3%. Pero como al mismo tiempo la producción industrial crece, se provoca una reducción de los precios. Esto va a afectar a nuestro precio de venta y a nuestros márgenes de beneficio. Ésta es la principal causa de las pérdidas que hemos tenido el año pasado.

P. ¿Y cuál es la solución?

R. Tenemos que reducir nuestros costes fijos, y no sólo para superar esta difícil situación, sino también para que, cuando la economía mejore, seamos una organización ligera y más rentable.

P. Pero Sony ya realizó un gran reajuste el pasado año.

R. A finales del segundo trimestre de 2008 anunciamos una reestructuración que incluía 2.000 despidos y una reducción de costes de 300 millones de euros. Pero es preciso una segunda fase de ese reajuste porque no nos esperábamos una crisis tan dura, que nos está arrinconando. Sólo nos tenemos a nosotros mismos, pero contamos con más de 1.200 millones de euros de liquidez. Espero que todo el ajuste esté concluido en este año. Pero la situación económica es tan impredecible que puede pasar cualquier cosa. General Motors está al borde de la quiebra, algo que era impensable hace poco.

P. Terminaron 2008 arrebatando a Motorola el cuarto puesto en venta de terminales. Y, sin embargo, no parece muy satisfecho.

R. La cuota de mercado -un poco más del 8%- es importante, pero en este momento el factor primordial es hacer más rentable la firma.

P. Sony Ericsson no se ha definido en la batalla de los sistemas operativos. Se unió a Open Handset Alliance para desarrollar Android (el sistema de

Google). Sin embargo, los dos últimos terminales que han presentado van equipados con Symbian (Nokia). Y en su catálogo está también Windows Mobile.

R. Esta industria ha cambiado mucho en los últimos 18 meses. Hemos visto el lanzamiento del iPhone de Apple y un montón de smartphone (teléfonos inteligentes). Ahora mismo puede parecer que tener tres sistemas operativos es bastante pesado, pero todavía necesitamos tiempo para evaluar todo este ámbito. En el fondo estamos buscando el sistema operativo que mejor se adapte a Sony Ericsson en el futuro, así que eso no implica que vayamos a seguir trabajando con los tres.

P. Sony Ericsson nació en 2001 como una empresa conjunta entre Sony y Ericsson. Pero hay quien dice que esa integración no funciona y que están a punto de separarse.

R. EL ADN de Sony Ericsson viene de la tecnología de telecomunicaciones de Ericsson y también del ADN de la electrónica y el entretenimiento, que proviene de Sony. Y por esa razón este año estamos haciendo hincapié en la comunicación y el entretenimiento, que es nuestro ADN, es lo que estamos buscando. Esta empresa conjunta es única y al combinar ambos ADN podíamos cubrir las necesidades existentes de una forma más atractiva y también crear un nuevo mercado. Estamos recibiendo un apoyo considerable de ambas partes, que comparten el ADN.

P. Pero Sony ha denegado que su Play Station se incluyera en un terminal.

R. Estamos trabajando con la Play Station para incluirla en el futuro de Sony Ericsson como parte de nuestra cartera. Por el momento no le sabría decir cómo ni cuándo, pero dentro de poco verá cómo tiene lugar esta evolución dentro de Sony Ericsson.

P. El iPhone ha supuesto una revolución en el móvil.

R. El iPhone ha sido una buena forma de crear expectación en cuanto a la interfaz y a la experiencia de los usuarios. Su estrategia es un poco distinta porque en el negocio tradicional de la telefonía móvil los terminales están orientados a las necesidades de los operadores. En el caso de Apple, no obstante, la estrategia era atraer directamente al consumidor Y, además, Apple tiene un marketing muy bueno. Están llevando a cabo una estrategia muy eficaz y ésa es otra forma de introducir un móvil en el mercado.

P. ¿Todos los teléfonos a partir de ahora tienen que ser táctiles?

R. No creo que todos los móviles tengan que ser táctiles. El teléfono móvil está pasando de ser un dispositivo de comunicación muy simple a adentrarse en otros medios como reproductor de música, Internet, archivos compartidos... y todas estas aplicaciones cuentan. En la actualidad, este aspecto del teclado y de lo táctil está de moda, pero la tecnología del futuro podría desarrollarse de otra forma, por ejemplo, con activación por voz. Esta industria puede atraer muchas tecnologías nuevas, pero lo que estamos viendo ahora no tiene por qué durar siempre. Somos muy flexibles y estamos buscando tecnologías nuevas.

P. ¿Qué opina de Telefónica?

R. Telefónica es uno de nuestros clientes más importantes. Tenemos una relación muy estrecha gracias a él y estamos muy orgullosos de esta relación.

Komiyama reconoce que la crisis está afectando especialmente a la compañía.
Komiyama reconoce que la crisis está afectando especialmente a la compañía.GIANLUCA BATTISTA

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS