Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De príncipe en el exilio a bailarín y futuro político

Filiberto de Saboya, nieto del rey Umberto II y necesitado de apoyos en la arena pública, gana el 'Mira quién baila" italiano

A los 63 años de que los italianos acabaran con la monarquía en referéndum, el príncipe Emanuele Filiberto de Saboya, nieto del último rey italiano, Umberto II, ha sido coronado rey por la audiencia televisiva de Ballando con le stelle, la versión autóctona de Mira quién baila. En el momento de recibir la copa, Emanuele Filiberto, de 36 años, resplandecía de felicidad: "La victoria es, sobre todo, de los italianos que me han votado, que me han descubierto".

Al empezar el concurso, un semanario invitó a los ciudadanos a renovar el resultado de aquel lejano referéndum, pero Filiberto cree que no ha sido así y que los espectadores han votado "a la persona y no al apellido".

Su victoria ha causado cierta sorpresa porque los Saboya no cuentan con grandes simpatías desde que en 2007 reclamaran al Estado italiano una indemnización de 260 millones de euros y la devolución de los bienes confiscados por los daños morales sufridos a causa del exilio. La réplica del Gobierno fue tajante: no les devolverían ni un euro y además tenían intención de reclamar a su vez daños a la ex familia real por su responsabilidad en los hechos históricos. Ahora, el príncipe baraja la posibilidad de entrar en política. "Quizá dentro de 4 o 5 años", concreta en una entrevista a La Stampa. Ha recibido propuestas para las elecciones europeas, pero no se siente todavía "preparado", dice en la misma entrevista.

La democristiana UDC es uno de los partidos que le han tentado; el otro no quiere revelarlo. Su sueño es que Italia sea como Estados Unidos, "con dos grandes partidos que no se hacen la guerra sino que trabajan por el bien de la patria". Antes de lanzarse al ruedo político necesita "conocer mejor Italia y a los italianos". "Tengo que recorrer el país, hablar con la gente, ser de verdad como uno de ellos", declara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de marzo de 2009