Cuatro jóvenes mueren en un accidente de coche en Toques

Un responsable de Tráfico llama verdugo al conductor del vehículo siniestrado

Velocidad excesiva, coche deportivo de alta cilindrada recién estrenado, noche, y carreteras secundarias. El cóctel se repitió en la madrugada del sábado al domingo en el municipio coruñés de Toques y deja un balance provisional de cuatro muertos en un brutal siniestro que mantiene en el hospital al conductor del turismo con pronóstico reservado. La vida de éste último no corre peligro, según el último parte médico.

Ocurrió a las 8.10 horas del domingo. Los cinco jóvenes regresaban a casa después de haber pasado una noche de marcha en la concurrida localidad coruñesa de Melide. El croquis del accidente es calcado al de la noche anterior que segó la vida, en el vecino municipio de Arzúa, de otro joven de 17 años que volvía de la misma zona de copas en compañía de un amigo que también permanece hospitalizado.

En un siniestro similar falleció el sábado un joven de 17 años en Arzúa
Tres de los cuatro fallecidos llevaban puesto el cinturón de seguridad
Más información
"Buen ambiente y ausencia de controles para volver a casa"
Luto, dolor y banderas a media asta en Friol

Las víctimas del domingo viajaban hacia Friol (Lugo), cuando el conductor de un turismo marca BMW no pudo tomar una curva a izquierda, se salió de la vía por la derecha y cayó por un terraplén de unos 20 metros. En su trayectoria descontrolada colisionó contra varios árboles. Como en la víspera, el equipo de bomberos que acudió al rescate a Toques sólo pudo constatar la tragedia: recuperaron cuatro cadáveres (tres de ellos con el cinturón de seguridad puesto) y al conductor, que resultó con heridas de gravedad y permanece ingresado en el Hospital Clínico Universitario de Santiago.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Velocidad inadecuada, velocidad excesiva", reiteraba a media mañana desde la cuneta de la carretera el jefe del destacamento de Tráfico de Santiago de Compostela, Miguel Soldán. Desplazado al lugar del accidente, observaba consternado cómo una grúa retiraba lo que quedó del flamante vehículo de 3.000 centímetros cúbicos y 180 caballos de potencia matriculado hace unas semanas. En él habían inciado el viaje de regreso , 31,4 kilómetros de retorcidas carreteras que discurren entre Melide y Friol en los límites de las provincias de Lugo y A Coruña.

Poco después, el Coronel Jefe de la Comandancia de Tráfico en Galicia, José Luis Ulla, insistía, ante los micrófonos de Radio Coruña de la Cadena SER, sobre las causas del accidente. El turismo circulaba a una "velocidad absolutamente excesiva", muy superior, según los primeros cálculos, a los 80 kilómetros por hora que figuran en las limitaciones de las señales clavadas sobre esta vía secundaria.

Ulla recurríó a un simil tan gráfico como espeluznante para describir lo ocurrido: "Estamos, por utilizar un símil militar, ante un parte de guerra, donde el conductor se convierte en verdugo de sus propios acompañantes". "Desgraciadamente", agregó el responsable de Tráfico -todavía conmocionado por la repetición en pocas horas y a escasos kilómetros de distancia de dos sucesos horripilantes con un mismo patrón- "es una hazaña más de las consecuencias que tienen los excesos de velocidad en la carretera y la falta de responsabilidad y sentido común en algunos conductores".

Un equipo de reconstrucción de siniestros de la Guardia Civil desplazado desde Madrid reproducirá en las próximas horas el accidente para precisar la velocidad exacta a la que circulaba el turismo y el resto de circunstancias del suceso. La investigación también determinará si el conductor pilotaba bajo la influencia de bebidas alcohólicas. El análisis de sangre se incorporará a las diligencias, según rige el protocolo establecido para estos casos por las fuerzas de seguridad, y los resultados se conocerán en las próximas 48 horas.

Tres de los fallecidos viajaban en el asiento trasero, uno de los cuales, el del centro, no llevaba el cinturón de seguridad y el otro lo hacía en el asiento del copiloto. Todos tuvieron que ser excarcelados por el servicio de bomberos del municipio coruñés de Arzúa, lo mismo que el conductor, que fue trasladado con heridas de gravedad al hospital Clínico Universitario de Santiago.

Los restos del vehículo accidentado en Toques (A Coruña) que causó la muerte a cuatro hombres.
Los restos del vehículo accidentado en Toques (A Coruña) que causó la muerte a cuatro hombres.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS