Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Orden de derribo contra un chalé del hijastro de Oubiña

La mansión está construida a 12 metros del mar en Aguete

El narcotraficante David Pérez Lago, de 32 años, que cumple condena por narcotráfico junto a su padrastro Laureano Oubiña, tendrá que derribar el chalé que estaba construyendo en Aguete (Marín) cuando fue detenido en abril de 2006 en Corme mientras dirigía un desembarco de 2.000 kilos de cocaína. La inmensa mansión amurallada, a pie de playa, valorada en más de un millón de euros y que superaría los dos millones una vez terminada, iba a pasar a manos del Estado tras ser intervenida por orden judicial a raíz una investigación patrimonial que realizaron agentes del Greco (Grupo de Respuesta contra el Crimen Organizado).

Con 386 metros cuadrados de superficie, el chalé, con piscina, construido sobre un terreno de tres niveles escalonados, se restauró sin licencia y aumentando el volumen de edificabilidad. Además, la sentencia del juzgado número 2 de Pontevedra señala que la propiedad se encuentra en una zona de protección del dominio público marítimo terrestre, situada a 12,62 metros del mar. El fallo judicial condena a David Pérez Lago y a su novia, Isabel Briz Martín, a nueve meses de prisión, multa de 2. 600 euros y al pago de las costas del procedimiento por un delito contra la ordenación del territorio y una falta de desobediencia grave por haber hecho caso omiso a todos los requerimientos administrativos para que paralizasen las obras.

Pérez Lago y su novia y socia en diversas empresas radicadas en Galicia, Madrid y Marbella, compraron la propiedad en 2003. Según la sentencia, el primero fue el ejecutor de las obras, como administrador único de la sociedad Davexca Noroeste S.L., una empresa tapadera cuyo objeto social era el transporte de mercancías por carretera aunque, según su actividad mercantil, se dedicaba a la consolidación y preparación de terrenos para construir. Briz, por su parte, era la impulsora y financiadora del proyecto. Ambos llegaron a un acuerdo de conformidad para conseguir una reducción de la condena de dos años que pedía el fiscal. De hecho esta sentencia se produce cuando este chalé, y otros dos más que tenía Pérez Lago en Vilagarcía y en Las Rozas (Madrid), han sido embargados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de marzo de 2009