Crónica:27ª jornada de LigaCrónica
i

Dos arreones del Sporting funden al Depor

El conjunto gijonés se lleva un encuentro que tuvo tres penaltis

Un par de ramalazos del Sporting pudieron más que el goteo de fútbol del Deportivo, al que se le escapó un partido que medía su candidatura a la Champions. El Depor dejó buenas sensaciones en El Molinón, pero se condenó en las áreas. Colotto, Juan Rodríguez y Loppo se cansaron de rematar desviado en acciones de estrategia. Y Aranzubía se venció a las primeras de cambio, regalando el 1-0 y dando paso a un partido trepidante, de ida y vuelta. Ideal para el Sporting de Preciado, que se siente a gusto en el intercambio de golpes.

El cero a cero del descanso indicaba bastante bien lo que había pasado en el campo: nada. El Deportivo impuso su calidad en el centro del campo, pero movió el balón siempre por zonas blandas, sin hacer sangre. Tanto dominio coruñés sólo tuvo reflejo en tres acciones a balón parado, que Colotto y Juan Rodríguez no acertaron a convertir.

SPORTING 3- DEPORTIVO 2

Sporting: Lafuente; Cámara, Iván, Neru, José Ángel; Matabuena, Míchel; Morán (Camacho, m. 68), Carmelo, Castro (Mateo, m. 88); y Barral (Bilic, m. 81). No utilizados: Cuéllar; Gerard, Andreu y Maldonado.

Deportivo: Aranzubia; Laure, Lopo, Colotto, Filipe; Sergio (Valerón, m. 78), Juan Rodríguez; Guardado (Riki, m. 55), Verdú, Lafita; y Lassad (Pablo Álvarez, m. 62). No utilizados: Munúa; Pablo Amo, Adrián López y De Guzmán.

Goles: 1-0. M. 49. Luis Morán. 2-0. M. 52. Barral, de penalti. 2-1. M. 67. Sergio, de penalti. 3-1. M. 70. José Ángel, de falta. 3-2. M. 85: Ricki, de penalti.

Árbitro: Rodríguez Santiago.Amonestó a Filipe, Lopo, Iván, Morán y Raúl Cámara.

El Molinón: unos 24.000 espectadores.

Un remate de Lafita sacado por Lafuente nada más empezar el segundo tiempo parecía indicar que el Depor se activaba ante el entusiasmo de sus 3.000 seguidores. Pero el córner siguiente dio paso a una contra eléctrica que acabó con un tiro de Barral. Aranzubía no grapó el balón y Luis Morán aprovechó el regalo.

A partir de ahí, el partido fue un carrusel. Tres minutos después, Luis Morán filtró un pase para Carmelo, derribado por Lopo cuando el gol era seguro. Barral transformó el penalti. El Sporting regaló poco después un penalti que marcó Sergio. La nueva vuelta de tuerca la dio el canterano José Ángel, que enganchó el saque de una falta con un remate mortal junto al poste. Fiesta en El Molinón, sólo teñida por el tercer penalti, que Riki convirtió en el 3-2. El Sporting se exponía al primer empate del curso, pero este equipo sólo sabe ganar o perder. Y, casi siempre, a lo grande.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50