El concejal afín a Ripoll se desmarca de la querella del PP contra Soler

El edil del PP afín a Ripoll de Elche, Emigdio Tormo, se ha desmarcado esta semana de la querella presentada por el PP contra el alcalde, Alejandro Soler, al que acusan de prevaricación y malversación de fondos públicos. Querella que el resto de ediles populares de Elche sí ratificaron. Tormo, así, no ha abonado los 600 euros que el juez solicitó a cada uno de los integrantes del grupo popular (13 ediles) como paso previo para iniciar la investigación.

Tormo aludió a "motivos laborales" para explicar su negativa a apoyar la querella aunque no es la primera vez que no sigue las directrices de la portavoz Mercedes Alonso. Ya en diciembre su no comparecencia en la notaría abortó el intento de moción de censura a Soler que promovió el PP ilicitano que supuestamente iba a apoyar la concejal socialista María Ángeles Avilés.

Durante toda la semana los ediles del PP han ido presentándose en el juzgado para ratificar la querella, procedimiento en el que también el propio alcalde pidió poder personarse al día siguiente de que lo iniciaran los populares y tras tener conocimiento de ello. El PP de Elche acusa a Soler de pagar con fondos públicos propaganda y publicidad del PSPV y para ello han aportado al juzgado y también a la fiscalía anticorrupción varias facturas emitidas por el Ayuntamiento de Elche al periódico gratuito Noticias Elche. Alejandro Soler explicó que se trata de "errores administrativos" y la pasada semana se realizó una comisión de hacienda municipal monográfica sobre el tema. En ella el equipo de gobierno admitió seis pagos indebidos, dos de ellos no advertidos por el PP, y se comprometió a reintegrarlos además de poner en marcha medidas para evitar estos errores y una auditoria externa de las arcas municipales.

El PP no ha quedado satisfecho con las explicaciones dadas e insisten en la querella. Ayer anunciaron que aportarán a la fiscalía las dos nuevas facturas detectadas en la comisión. El PP insiste en que hay tres facturas más que los socialistas no reconocen, por la publicación en este gratuito de tres reportajes especiales sobre los barrios de Elche, el Pla, Altabix y Carrús en la precampaña electoral de 2007. Para el PSPV es publicidad institucional y para el PP propaganda del programa electoral socialista.

Alonso evitó ayer pronunciarse sobre la decisión de Tormo de no sumarse a la querella.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS