Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Schwarzenegger contra su mujer?

Maria Shriver, esposa del gobernador de California, estudia presentarse al cargo

Primero fue sobrina de un demócrata tan importante como el presidente estadounidense John F. Kennedy. Luego pasó a esposa del gobernador republicano de California y héroe de acción de la pantalla, Arnold Schwarzenegger. Entre medias fue madre de cuatro hijos y periodista, un trabajo que abandonó porque entraba en conflicto con sus labores de primera dama californiana. Maria Shriver, a sus 53 años, nunca ha dejado la luz pública. Pero como acaba de anunciar, un nuevo capítulo se abre en su vida: "Estoy de camino a ser yo misma". El camino incluye dos etapas. Por un lado: su último libro, Just who will you be?, publicado el pasado año y en las listas de éxito, que narra el difícil periodo que vivió cuando pasó de ser periodista con éxito de la cadena NBC a esposa del gobernador del Estado de más población en Estados Unidos. La otra parada es el especial de televisión que ha realizado para la cadena Premium de cable HBO sobre el alzhéimer.

En los últimos días se ha hablado de la posibilidad de que se presente a gobernadora de California con los demócratas. Ella no resuelve la duda: "Soy un espíritu libre. No me van mucho los despachos", declaró sin descartar del todo su presencia en otras elecciones en un futuro más lejano. La decisión no tiene nada que ver con su experiencia porque además de saber desde su infancia lo que significa ser una figura pública, Shriver se ha mantenido activa como primera dama californiana, ofreciendo conferencias centradas tanto en la mujer y la familia como en incentivos fiscales, renovando el Museo de California en Sacramento o poniendo en marcha el Hall of Fame californiano. Iniciativas que no siempre han sido junto a su marido, del que se ha distanciado en numerosas decisiones políticas, como cuando apoyó a Barack Obama.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de marzo de 2009