_
_
_
_

El PSdeG rebaja la presión sobre los pactos con el BNG

Los socialistas expedientan al alcalde de Vimianzo

El PSdeG no considera un problema los pactos con el BNG sino la forma en que éstos se han traducido en algunos ayuntamientos. El presidente de la comisión gestora de los socialistas gallegos, Ricardo Varela, subrayó ayer que la única voz autorizada para expresar la línea de actuación del partido en tanto no se celebre el congreso extraordinario que elegirá al sustituto de Emilio Pérez Touriño es el órgano provisional que él mismo representa. Y lo hizo para dejar claro que las declaraciones que el conselleiro de Presidencia en funciones, José Luis Méndez Romeu, está realizando desde el jueves criticando los acuerdos con el BNG son a título particular y no se corresponden con el punto de vista del PSdeG. En esa misma línea, Varela insistió en rueda de prensa en hacer una evaluación positiva de los pactos municipales con los nacionalistas aunque en algunos casos, reconoció, existen problemas derivados de la "visualización compartimentada" de los gobiernos locales. Un hecho, subrayó, del que no se puede responsabilizar exclusivamente "a ninguna de las dos partes".

En todo caso, destacó el presidente de la gestora, "no están en cuestión" los pactos con el BNG, que hasta ahora han sido "muy positivos". Si hay algo que corregir, añadió, serán los grupos municipales los que lo hagan.

Varela aprovechó su comparecencia pública para subrayar que el voto emigrante ha permitido al PSdeG mantener "intacto" su peso en el Parlamento de Galicia y obligará al PP a escuchar a la mitad de los gallegos que no le han votado. Los socialistas, añadió, defenderán la labor del bipartito. "Trazaremos una línea y no permitiremos que se retroceda un solo metro", advirtió.

La comisión gestora decidió ayer abrir expediente disciplinario al alcalde coruñés de Vimianzo, Alejandro Rodríguez Lema, que desde las municipales de 2007 ha sido protagonista de numerosos enfrentamientos con su partido. El último tuvo lugar en plenas elecciones autonómicas, cuando Rodríguez Lema hizo campaña contra el BNG y pidió el voto para el PSOE o para el PP. Los socialistas consiguieron seis concejales en las elecciones municipales por cuatro del PP y tres del Bloque y desde entonces el alcalde socialista se ha apoyado en el Partido Popular para poder gobernar el municipio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_