Reportaje:26ª jornada de Liga

A mayor presión, más cantera

Guardiola recurre a los futbolistas de la casa para que el Barça recupere su mejor juego

El Barcelona jugó contra el Athletic con siete jugadores de la cantera: Valdés, Puyol, Piqué, Xavi, Busquets, Iniesta y Messi. Sancionado Alves, en la alineación sólo figuraban dos futbolistas nuevos respecto a la pasada temporada, Piqué y Busquets, el uno procedente del Manchester United y el otro del filial azulgrana, ambos formados en cualquier caso en los equipos inferiores del club barcelonista. Al igual que ocurrió en el inicio de la Liga, después de la derrota contra el Numancia y el empate ante el Racing, Pep Guardiola insistió el sábado en el Camp Nou con un equipo titular forjado mayoritariamente en el Miniestadi. A mayor presión, más atrevimiento por parte del técnico, siempre decidido, entregado a la fábrica barcelonista.

El equipo azulgrana alineó a siete jugadores de la base ante el Athletic
Sergio Busquets apunta a futbolista total por su talento y su oficio
Más información

La alineación de Guardiola avala el trabajo con la cantera en la misma medida que cuestiona el rendimiento de los últimos fichajes. Los técnicos azulgrana entienden que jugar en el Barcelona lleva su tiempo, incluso a los mejores futbolistas, y cuando se trata de recuperar sensaciones y de recordar las obligaciones de cada jugador en la cancha no hay mejor garantía que la cantera. Pedro funcionó estupendamente al inicio cuando se trataba de explicar cuáles eran las funciones del extremo, Busquets fue el mejor ejemplo para que Touré comprendiera las claves del medio centro y hoy es aún la mejor alternativa y el papel de Iniesta varía según las necesidades del equipo porque es igual de decisivo como centrocampista que de extremo.

El club azulgrana busca en el mercado extranjero a jugadores diferentes a los que ya tiene para que la plantilla sea variada y complementaria. No había en el equipo medios como Keita o Touré ni laterales del estilo de Alves o Cáceres. Acaso Hleb es el único que actúa en la sintonía del fútbol base barcelonista. La buena mezcla garantiza el éxito. El núcleo de jugadores vascos fue decisiva para la suerte del dream team y Deco resultó fundamental para que el Barça marcara la línea de presión en el campo del adversario. Hoy es Busquets, un chico de la casa, quien ejerce un papel reservado inicialmente a los jugadores contratados de otros clubes porque no se encontraban en la cantera. "Sabíamos que tenía calidad, pero desconocíamos cómo se adaptaría a la presión y a las exigencias", argumenta el segundo entrenador Tito Vilanova. "Y resulta que juega a un nivel altísimo porque tiene mucha personalidad. ¿Qué nos falta carácter? No se puede tener todo: futbolistas que jueguen muy bien y tengan mucho carácter. La combinación es difícil, pero contamos con Busquets. Tiene el sello de la casa y el punto de veteranía necesario para saber cuándo hay que hacer una falta, ser duro, parar un partido".

Ante el Athletic, el Barça regresó a los orígenes e insistió en su metodología: la zaga dio un paso adelante, la media combinó y los tres delanteros atacaron y defendieron al tiempo. Los azulgrana marcaron dos goles y no cedieron ninguno tras seis partidos, prueba de una buena actuación a nivel individual y colectivo.

Sergio Busquets, el sábado ante el Athletic.
Sergio Busquets, el sábado ante el Athletic.VICENS GIMÉNEZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción