Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 1-M

El PP consigue la palanca del cambio

Los populares ceden dos escaños, pero pueden dar la mayoría absoluta a López

Nunca un descenso fue tan dulce. Los dirigentes del PP vasco daban por hecho en privado en los últimos días que iban a bajar de los 15 escaños que lograron hace cuatro años y habían situado sus mejores expectativas en tener 13 parlamentarios. Los han logrado y esos 13 representantes tienen un valor clave para sumar con los socialistas y el único parlamentario que logra UPyD una mayoría absoluta que puede desalojar al PNV de Ajuria Enea tras casi 30 años de gobierno. Es la "palanca del cambio" en que quería convertir Basagoti a su partido en estos comicios. Anoche, exultante, el candidato daba las gracias a los casi 145.000 ciudadanos (65.600 menos que hace cuatro años) y han hecho que su formación sea "decisiva, y determinante" por vez primera en la historia vasca.

"No vamos a defraudar" la ilusión del cambio, dice Basagoiti

El PP se mantiene en Guipúzcoa y pierde un escaño en Álava y otro vizcaíno

"El cambio es posible. Ahora hace falta que a Zapatero no le tiemble el pulso", señalaba pasadas las diez de la noche un diputado electo y miembro de la dirección del partido con los ersultados en la mano. Basagoiti se escudó en su comparecencia en un hotel bilbaíno en un "lo veremos los próximos días" a la pregunta de qué condiciones pondría a los socialistas de Patxi López, pero nadie duda de que ofrecerá sus escaños para el cambio que ha pregonado toda la campaña. "No vamos a defraudar", repitió Basagoiti.

El PP repite sus tres parlamentarios en Guipúzcoa, la provincia más nacionalista -"Es un exitazo. Estamos encantados", señalaba a EL PAÍS su número dos en esa provincia, Borja Sémper-, mientras que cede un representante en Álava y otro en Vizcaya. En la primera provincia paga la entrada de UPyD en la Cámara, algo que los estrategas populares habían dado ya casi por descontado.

Las elecciones eran el primer reto de importancia para Antonio Basagoiti después de que asumiese la presidencia del PP vasco en el congreso del pasado mes de julio tras la traumática renuncia de María San Gil. El candidato se jugaba su apuesta por un cambio de mensaje, más moderado que el de su antecesora, aun manteniendo los mismos principìos. El resultado afianza con rotundidad su liderato.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se reunirá esta tarde en Bilbao con los miembros de la ejecutiva del partido en Euskadi para analizar los resultados y el camino que se les abre desde ahora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de marzo de 2009