Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MANUEL PELLEGRINI | Entrenador del Villarreal | Ida de los octavos de la Liga de Campeones

"Si sólo sé de fútbol, nada sé"

Le cuesta soltarse a Manuel Pellegrini (Santiago de Chile, 1953), pero, cuando lo hace, despliega su teoría futbolística de manera convincente y entusiasta. Clava sus ojos azules y transmite la misma seguridad con la que hoy sus jugadores, salvo el sancionado Capdevila, tratarán de derribar la previsible muralla del Panathinaikos.

Pregunta. ¿Empieza a desgastarse su discurso?

Respuesta. Hay una mala costumbre: ver al Villarreal superando con facilidad a los rivales. Pero ésa no es la realidad. Mediática y arbitralmente, a nadie le importa el Villarreal. La clave del técnico es lograr el compromiso del equipo con un proyecto. Es la parte que está desarmándose cada día. Y uno debe cohesionarla. El otro día hablé con Senna. Dicen que está mal, pero no es así. No está tan brillante, pero no anda mal.

"Hay una mala costumbre: vernos superar a los rivales con facilidad"

P. ¿Cómo supera los momentos de debilidad?

R. Depende de cómo perdiste. Perdimos contra el Barça y mi discurso fue: "Hay que seguir igual". Porque no hay una desestructuración. Tras perder con el Ejido [en la Copa], se reacciona con dureza. Todos estábamos de acuerdo.

P. ¿Ha pinchado el club en los fichajes?

R. Edmilson no funcionó porque llevaba mucho tiempo parado y quiso irse. Ibagaza y Llorente son muy buenos. Altidore es una apuesta de futuro.

P. Con una media de 28 años, ¿ha envejecido su equipo?

R. Lo hemos rejuvenecido permanentemente, pero esta temporada quedó muy separado entre jóvenes y muy veteranos.

P. ¿Sigue confiando en Mati Fernández?

R. Sí. Seguimos esperando que aprenda dónde descargar la pelota, dónde recibir...

P. ¿Dónde puede llegar Rossi?

R. Es goleador, técnico, rápido, encarador... Aunque la juventud le hace no tomar a veces las decisiones colectivas correctas.

P. ¿El Panathinaikos?

R. Va a jugar muy atrás a la espera de un empate. Tenemos que estar claros ofensivamente y que no nos agarre de contragolpe.

P. ¿Barça o Manchester United?

R. ¿Por qué van a ser los dos favoritos? En la última Champions que jugamos, en la que llegamos a las semifinales, fue nuestro caballo de batalla: la teoría no tiene nada que ver con la práctica. Eliminamos al Inter. Messi marca mucho la diferencia. Puede superar a Maradona. A los 21 años, ha hecho muchas más cosas que Maradona a esa misma edad.

P. ¿Por qué los medios centro tienen que ser ahora muy físicos?

R. Se está recuperando el medio centro técnico. Su importancia es dar equilibrio. Cuanto más mantenga la pelota en campo contrario, más ofensivo vas a ser. Xavi está siempre detrás de ella y haciéndola correr. Es muy importante presionar donde se pierde el balón para que no retroceda el equipo 40 metros. Si colocas a los dos medios centro delante de tu área, vas a ser un equipo defensivo y no vas a marcar mejor. Xavi pasa y presiona después, cuando pierde el balón, aunque hace tres o cuatro meses que no pierde un pase. Jugar con Xavi es casi trampa. Después, hay que definir la jugada con intención y no tener la posesión plana.

P. ¿Seguirá hasta 2010?

R. Me dolería mucho irme mal del Villarreal. Cruyff se fue mal del Barça, y Rijkaard. Todo el mundo se va mal. Cuando llegué aquí, tenía una cláusula por no bajar y la eliminé al segundo año.

P. ¿Y por qué el Villarreal termina tan bien las temporadas?

R. Porque hay que saber llegar, como dice la canción mexicana. Está relacionado con los entrenamientos. Hay poco desgaste porque nos entrenamos con el balón, con la dinámica de juego. Si no, toda tu capacidad física estás desarrollándola contra el balón y siempre te va a ganar. Cuando haces que el balón corra y se desgaste el contrario, tu capacidad física va a ser mayor. Y después, la intensidad en el puesto: quiero que el lateral cierre 20 veces a la máxima intensidad y eso se consigue en los partidillos en campos reducidos, siempre jugando. Si corre 800 metros, eso no es real.

P. ¿Mantiene sus aficiones fuera del fútbol?

R. Son parte de mi vida, de mi otro yo. Deportes, lecturas, cine... El que dedica 24 horas al día al fútbol es muy mal entrenador. Si sólo de fútbol sé, nada sé. El fútbol es una combinación de personalidad, gusto, exigencia, liderazgo... El liderazgo se aprende leyendo, viendo, viviendo. Yo ya le dedico muchas horas al fútbol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de febrero de 2009