Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Eça y Camões

En el artículo publicado ayer sobre las elecciones gallegas, El contentamiento descontento, creo que no se me cruzaron los cables pero sí los nombres de dos genios de las letras portuguesas. La definición de amor a la que me refería, É un contentamento descontente, pertenece a Luis de Camões y no a Eça de Queiroz, por más que éste tanto se identificase con ella, y aparece en la primera estrofa de un soneto por el que habla la boca de la mejor literatura: "Amor é fogo que arde sen se ver; / É ferida que dói e não se sente; / É un contentamento descontente; / É dor que desatina sem doer".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2009