El Ejecutivo de Obama alaba el papel del Rey en la relación con Estados Unidos

Una buena relación. Eso es lo que espera tener con España la nueva Administración estadounidense, tras una etapa glacial con el ya ex presidente George Bush. Desde que asumió el poder, Barack Obama ha tenido gestos de acercamiento hacia España para recomponer la colaboración bilateral deteriorada a raíz de la retirada de las tropas españolas de Irak. Por eso, el presidente estadounidense envió ayer a Miami al general James Jones, consejero de Seguridad Nacional -una de las pocas personas que despachan a diario con Obama- para reunirse con don Juan Carlos y con el ministro Miguel Ángel Moratinos, que llegarán hoy a España después de visitar Trinidad y Tobago, Jamaica, Pensacola y Miami (Florida).

Más información
España se muestra dispuesta a acoger presos de Guantánamo si la ley lo permite

Se trata del contacto de más alto nivel hasta ahora con la administración estadounidense. Durante un encuentro empresarial en el que participan un centenar de empresas de EE UU y España, James resaltó el papel del Rey en las relaciones bilaterales de los últimos años: "Su majestad es alguien que ha contribuido enormemente para las cálidas y exitosas relaciones con Estados Unidos durante muchos años". El general, que conoce a don Juan Carlos desde hace 17 años, también destacó la contribución de España a la OTAN y en distintos foros internacionales y señaló: "En la Administración de Obama hacemos votos para tener una buena relación con España y dialogar sobre cómo afrontar un mundo muy turbulento no sólo por la situación económica sino para trazar las líneas de la acción de seguridad".

Posteriormente tomó la palabra don Juan Carlos y definió a España como un país "aliado y amigo". "Cuentan con nuestra sincera colaboración para contribuir a superar los grandes problemas de la comunidad internacional", destacó el Rey. Y sentenció: "España apuesta por Estados Unidos, como no podía ser de otra manera".

Moratinos explicó tras el encuentro del Rey y el suyo propio con el enviado de Obama (en el que se habían abordado varios asuntos de política internacional, como Afganistán, Irán o Iberoamérica) que había sido muy productivo y que la presencia de Jones en Miami no era sólo un gesto de cortesía.

El Rey, en el pabellón del vino español, en un festival de Comida y Vinos de Miami.
El Rey, en el pabellón del vino español, en un festival de Comida y Vinos de Miami.EFE
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS