Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La banca hunde a la Bolsa española al nivel de 2004

Un día más la banca. El enésimo. Su mala evolución pesa demasiado en la Bolsa. Tanto que el Ibex 35 cayó ayer hasta niveles desconocidos desde agosto de 2004. Perdió un 2,87% y cerró en 7.843 puntos. No fue el único, los bancos pesaron en todos los mercados europeos. Más incluso que en España. Casi todos los grandes índices selectivos del resto del continente, excepto el londinense, cayeron más que el español.

El pesimismo sobre la banca encontró continuidad en Wall Street. JPMorgan o Bank of America figuraban entre los valores más castigados en el Dow Jones. Así que el inicio de la sesión en Estados Unidos aumentó la magnitud de las pérdidas en Europa.

Ayer de nuevo, los valores financieros encabezaban los números rojos en las grandes plazas europeas. El banco del viejo continente más castigada fue el francés Société Générale (9,56%), el británico Standard Chater (8,92%) y el italiano Intesa San Paolo (7,6%).

En España, fue el Banco Popular el valor más castigado. Se dejó un 8,7%. Tras él, Banesto, BBVA y Santander. Entre todos, ayudados por Ferrovial e Inditex, precipitaron una caída que no evitaron ni los buenos resultados de Iberdrola. No obstante, las ganancias de la eléctrica sí que le sirvieron a ella para lograr cerrar en positivo la sesión. También Enagás y Telecinco escaparon de los números rojos.

Grandes castigos

La crisis financiera ha convertido a los títulos de los bancos en valores apestados en los parqués de todo el mundo. La industria no gana para disgustos y en consecuencia los inversores huyen de ella. Todo comenzó en agosto de 2007 con las hipotecas subprime, le siguieron quiebras históricas, intervenciones públicas y, por último, fraudes como el de Madoff o el conocido ayer mismo protagonizado por el magnate tejano Allen Stanford.

En este escenario, casi dantesco, cuesta encontrar una entidad bancaria que no acumule grandes castigos. No lo logran ni aquellas que escaparon a las multimillonarias pérdidas de las hipotecas basura estadounidenses, que han presentado resultados positivos o no han precisado ayudas públicas. Bancos como el británico HSBC, o los españoles Santander y BBVA, acumulan castigos en los últimos 12 meses que en el primer caso superan el 30% y en los segundos, el 50%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de febrero de 2009