Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SARA BARAS | Bailaora

"Soy una 'Carmen' humana, de la calle"

Sara Baras, en un momento de la interpretación de su  Carmen .
Sara Baras, en un momento de la interpretación de su Carmen. EFE

Después de llevar el espectáculo por los escenarios de medio mundo durante dos años, Sara Baras recala con Carmen en Madrid. Hoy arranca la temporada en el Lope de Vega con 30.000 entradas ya vendidas, lo que asegura el lleno del teatro durante varias semanas. "Esto, en tiempos de crisis, nos llena de fuerza y de alegría, porque significa que el público sabe que nos dejamos el alma en el escenario", confesó ayer una Sara Baras afónica pero sonriente.

Es la enésima versión del clásico, que al flamenco han llevado artistas como Antonio Gades (la principal referencia para Baras). A ella, explica, le daba miedo terminar convirtiendo la suya en una copia, así que ha intentado hacer algo totalmente distinto. "Tan importante ha sido para mí la Carmen de Antonio Gades que realmente no quería hacer una segunda versión de lo que el maestro hizo", explica. Su Carmen es distinta: "Es una Carmen valiente y que defiende sus sentimientos por encima de todo, una mujer normal, que tiene que elegir entre un amor más tranquilo, que le da seguridad, y un amor que representa el éxito, el arte... No tiene tanta importancia el escote, sino los sentimientos de Carmen", explica la bailaora. "Es más humana, como si te pudieras cruzar con ella por la calle".

La gaditana se estrena con este montaje en la dirección escénica

"El público sabe que nos dejamos el alma en el escenario"

Una Carmen que no es necesariamente gitana ni cigarrera, que viste de Sybilla en rojo y negro junto a dos bailaores que representan a don José (Luis Ortega) y al torero Escamilla (José Serrano), un cuerpo de baile de 10 personas y una pantalla al fondo del escenario sobre la que se proyectan imágenes que refuerzan la representación, en tres actos. Ocho músicos en el escenario acompañan el baile con una adaptación de unos tangos de Paco de Lucía, que junto a las composiciones de José Carlos Gómez y Javier Ruibal completan la partitura flamenca de la obra, combinada con la reproducción de la Habanera de la ópera de Bizet adaptada por Joan Valent e interpretada por la Orquesta de la Academia del Gran Teatro del Liceu, cuyo concertino es Ara Malikin.

La gaditana se estrena con este montaje, además, en la dirección escénica, estreno que le valió, durante la pasada Bienal de Flamenco de Sevilla, el máximo galardón (Giraldillo) por el mejor montaje. Arrancó en 2007 en el Liceu de Barcelona y llega a Madrid con ciertos ajustes. "Ahora el espectáculo es más corto, porque te das cuenta de que hay detalles que no teníamos por qué decir", comenta la bailaora.

Su personaje seguirá con ella todo 2009, mientras sueña con otras mujeres de raza que vendrán después. Y una hija, quizás, para la que no quiere esperar mucho más. "Quiero que se llame Cayetana, como mi padre".

Carmen. Teatro Lope de Vega. Gran Vía, 57. De 26,25 a 51,50 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de febrero de 2009