Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Multimedia

En el nombre del humor... engaño

El montaje de 'El intermedio' reabre el debate sobre los límites de la televisión

El Gran Wyoming consiguió el objetivo: batir su récord de audiencia. Y lo hizo gracias a un engaño urdido para desacreditar a la cadena de televisión Intereconomía, con la que La Sexta mantiene una infatigable hostilidad. El falso vídeo que desde El intermedio (La Sexta) fue filtrado a la tertulia Más se perdió en Cuba (Intereconomía) como si fuera verídico no era más que una broma. En las imágenes se veía cómo Wyoming insultaba y vejaba a una becaria por haberle interrumpido durante un ensayo. Con la emisión del lunes pasado, en la que se explicaba cómo se había elaborado el montaje, El intermedio batió su récord. Logró 1.549.000 espectadores (7,9% de cuota de pantalla).

El comportamiento de ambas cadenas ha abierto el debate sobre los métodos empleados para lograr audiencia y sobre la frontera entre el espectáculo y la información. La Asociación de la Prensa de Madrid (APM), que se había interesado por las vejaciones a las que fue sometida la supuesta becaria en el vídeo difundido durante el fin de semana por Intereconomía, no ocultó ayer su indignación.

El presidente de la APM, Fernando González Urbaneja, expresó su profunda "irritación" por la utilización de métodos tramposos y engañosos que en última instancia conducen al "desprestigio" de la profesión. Considera que este episodio pone de manifiesto un "desprecio absoluto" a las reglas del periodismo y critica que los autores del vídeo no advirtieran de su falsedad hasta 14 horas después de que alguien lo colgara el YouTube. "Si es un truco y una falsedad, hay que aclararlo desde el minuto uno. Esperar a tener 250.000 entradas en YouTube está muy mal". Urbaneja va más allá y cree que el famoso vídeo "aunque sea una falsedad, es un disparate y desde el momento en el que se mantiene 14 horas en YouTube, hay una complicidad con la vejación que refleja".

El engaño fue redondo. Lo que parecía una denuncia no era más que una trampa. La Sexta emitió el lunes el tramo final el vídeo, en el que la becaria que era objeto de las vejaciones portaba un cartel en el que se podía leer: "Os la hemos colado".

El destinatario del mensaje es el responsable de Más se perdió en Cuba, Xavier Horcajo, que cuando recibió el vídeo lo dio por bueno sin verificar su autenticidad antes de emitirlo. Llegó a manos de Intereconomía por correo electrónico. Pero nadie comprobó si autenticidad. "Lo que expresaba el vídeo era creíble", comenta Horcajo. "Se veía a Wyoming en una actitud de apología de maltrato psicológico hacia alguien más débil". Y añade: "¿Es ético engañar? Alguien propone, tira el sedal, espera a que pique el pez y lo sube a Internet. Alguien urde una patraña para metérsela doblada a un pobre tonto. Y, además, alimenta el suspense".

La Sexta se declara sorprendida por la reacción del presiente de la APM. Y especialmente porque haya puesto el foco sobre un programa de humor. "Seguro que la APM tiene asuntos más delicados e importantes que atender", dice una portavoz de la cadena. Desde El intermedio se estima que la APM ha entrado en la polémica "con una equidistancia cómoda y cobarde". Sus responsables cuestionan que entre a juzgar un espacio de humor cuando "está todo el mundo acostumbrado a escuchar insultos en programas informativos como el de Jiménez Losantos, o campañas de intoxicación como la del 11-M".

Urbaneja no se para en El intermedio. También lamenta la broma que otro espacio de La Sexta hizo el día de la lotería de Navidad, cuando una actriz se hizo pasar por la desconcertada dueña de un décimo del gordo centrifugado y hecho añicos en la lavadora. Los medios picaron. Alguna televisión abrió incluso el telediario con las imágenes de la impostora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de febrero de 2009