Reportaje:UN VALOR A EXAMEN | Dinero & inversiones

Luz al final del túnel para FCC

Citi confía en el medioambiente para compensar la caída de la construcción

Ya hace casi dos años que FCC tocó techo en Bolsa. Desde entonces, la constructora ha encarado un descenso pronunciado que le ha llevado a perder en torno a un 75%. Pero en opinión de Citigroup, el castigo puede estar llegando a su fin. De hecho, los analistas del banco estadounidense han mejorado su recomendación sobre la constructora: de vender a mantener. No ha sido la única buena noticia que ha recibido FCC en los últimos días procedentes de las casas de análisis. También Ibersecurities y BPI han emitido informes positivos. En sendos documentos, las citadas firmas recomiendan comprar títulos de la constructora.

Este consejo es todo un alivio para una empresa, y por extensión para un sector que el pasado ejercicio se caracterizó por ser uno de los más castigados del Ibex 35. Además, en el caso de FCC, los números rojos continúan en lo que va de mes (-12,5%) y se convierte así en una de las peores constructoras del índice selectivo en 2009.

En lo referente al precio objetivo, el informe de Citi lo sitúa en 22,50 euros. Por debajo de lo que se pagaba por los títulos de FCC al cierre del viernes, pero muy lejos de los 44,40 euros de Ibersecurities o los 35,60 de BPI. "A largo plazo, reconocemos que el valor de FCC muy probablemente está significativamente por encima", explican los analistas de la casa estadounidense. Y apuntan varios factores que lastran la cotización de la constructora como "la inusual incertidumbre sobre las perspectivas económicas" o la prima de riesgo asociadas a la acción.

La mejora del consejo no ha llevado a Citi a mejorar sus previsiones sobre los resultados de FCC. Al contrario, la casa de análisis ha vuelto a recortar, "otra vez", sus pronósticos para la constructora y espera que los beneficios en 2008 caigan un 50% o un 20%, si se excluyen las aportaciones extraordinarias. "En cambio, para 2009 y 2010 nosotros creemos que tras una cierta estabilización podría llegar el crecimiento", explica Citi en su informe, titulado con el descriptivo Valor Emergente.

Pero del lado de las cuentas, no todo es negativo. Citi ve en la división de servicios medioambientales, que aporta un 50% del Ebitda del grupo, y energía "un colchón" para compensar la caída de beneficios procedentes de la construcción y el cemento. En concreto, sobre este último segmento el pronóstico para 2009 es que caiga más el volumen (entre el 12% y el 13%) que la facturación (un 10%).

En la división medioambiental -un sector que se acerca a una potencial reestructuración en España ante la posibilidad de que Sacyr y Acciona vendan sus filiales en este sector- no se prevén grandes impactos derivados de la negociación de contratos. Según Citi, no hay un porcentaje muy alto por renovar, comparado con los primeros años noventa. Y apunta a unas nubes en el horizonte: "Más de un problema llegará probablemente por el retraso en los pagos". En estos momentos, el periodo de cobro se fija en poco más de siete meses, y Citi cree que es "perfectamente posible" que se demore un mes más.

Junto a la división de medioambiente y servicios, la otra fortaleza estructural que señalan los analistas es la fuerte internacionalización de FCC. De hecho, las previsiones apuntan a que mientras las ventas en España de la división de construcción caerán entre 2008 y 2010, las de la filial austriaca Alpine no dejarán de subir pese a la crisis (de 2.595 millones en 2007 a 3.845 en 2010) y supondrán casi la mitad de la facturación por construcción del grupo.

Sobre la reducción de la participación de Colonial en la constructora, que ha pasado del 15% al 1,1%, Citi extrae una lectura positiva. Al fin y al cabo, estos cambios de la estructura accionarial no han afectado a la participación de la accionista mayoritaria, Esther Koplowitz, que sigue anclada en el 53,9%.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS