Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Espionaje político en la Comunidad de Madrid

Güemes acusa a EL PAÍS de "fabricar una gran mentira"

El Comité de Redacción condena el ataque del consejero de Aguirre

El secretario de Comunicación del PP de Madrid y consejero de Sanidad, Juan José Güemes, descalificó ayer a EL PAÍS y al redactor que ha destapado la trama de espionaje, Francisco Mercado. "El diario EL PAÍS ha fabricado una gran mentira. Quiero recordar en este sentido que Mercado tiene un largo historial de fabricar noticias falsas, y por lo tanto yo creo que los editores del periódico deberían pensarse si les conviene para la calidad del periódico y para sus lectores el seguir dejando que un redactor pueda publicar noticias falsas, fabricar cuatro o cinco portadas falsas y engañar a sus lectores", afirmó públicamente.

Mercado es el redactor de varias informaciones sobre Carlos Fabra, suegro de Güemes y presidente de la diputación de Castellón, imputado por tráfico de influencias y fraude fiscal. Respecto a la investigación interna abierta por el PP nacional, Güemes señaló: "La caradura y desfachatez con la que EL PAÍS edita esas noticias ha podido llevar a alguien a la conclusión de que tienen algo de verdad".

Rechazo profesional

El Comité de Redacción de EL PAÍS, órgano de representación profesional, emitió ayer un comunicado en el que "lamenta y condena las declaraciones de Güemes, en las que descalifica con insultos a Francisco Mercado, además de pedir su censura, en un exceso que traspasa todos los límites de su competencia".

El comunicado afirma: "Defendemos, apoyamos y felicitamos a Mercado por las informaciones en las que se destapa una trama de espionaje ilegal montada en el seno de la Comunidad de Madrid. Comprendemos que estas revelaciones, publicadas con el rigor y las garantías que han hecho de nuestro periódico la referencia absoluta de los medios de comunicación en español de todo el mundo, levanten nerviosismo e inquietud en su partido. Pero queremos hacer saber tanto al señor Güemes como a los dirigentes del PP que le sustentan lo siguiente: la coacción y los excesos verbales no nos arredran. Son un motivo más para practicar con mayor empeño, si cabe, la libertad de información que todo ciudadano en ejercicio de sus responsabilidades democráticas debe respetar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de enero de 2009