Un ciclón azota la Península

El norte, en alerta por vientos de 150 kilómetros por hora - Galicia deja sin clase a 190.000 niños - Muere una mujer en Barcelona al caerle un muro

La mitad norte de España comenzó ayer a sentir la llegada de un fuerte temporal con vientos de hasta 150 kilómetros por hora previsto hasta esta noche. El temporal es el resultado de una "ciclogénesis explosiva muy fuerte" y obligó a amarrar la flota en el Cantábrico, a preparar desalojos en el País Vasco y causó ayer los primeros desprendimientos. Una mujer de 52 años falleció al caerle encima un muro en Barcelona que no resistió los embates del vendaval.

La Agencia Estatal de Meteorología predijo rachas de viento de hasta 150 kilómetros por hora en "zonas costeras de Galicia y Cantábrico y zonas altas del interior de A Coruña, Lugo, Asturias, Cantabria y País Vasco" y vientos de más de 100 kilómetros en "zonas altas del interior de la mitad norte" y de 90 kilómetros en el resto de la Península.

Aunque lo peor estaba por llegar, los daños comenzaron a notarse ayer. Una mujer de 52 años falleció al caerle encima parte de un muro de unos dos metros y medio de altura en la calle Llacuna de Barcelona, que se desprendió debido a un golpe de viento a las 15.35.

En Galicia, la alerta roja dejó sin clase a unos 190.000 estudiantes de colegios de A Coruña y Lugo y tiraron árboles en A Coruña, Pontevedra y Lugo. En Pontevedra y Ourense se produjeron desprendimientos de tierra. Las lluvias formaron bolsas de agua en varias carreteras pontevedresas y provocaron el desbordamiento del río Landro. AENA canceló algunos de los vuelos previstos desde Santiago.

En Gandía (Valencia) se derrumbó parte de un colegio y la cubierta de la piscina municipal y en Vall de Laguart (Alicante) se derrumbó un frontón y parte de la valla del polideportivo. La Dirección General de Tráfico recomendó no conducir por zonas costeras y el Gobierno vasco preparó en un primer momento la evacuación de pueblos costeros -luego desestimó que la medida fuese a ser necesaria- ya que meteorología también preveía olas de hasta 12 metros de altura. El puerto de Bilbao despejó los amarres menos protegidos para evitar daños en las embarcaciones. La ciudad de San Sebastián cortó el acceso a los paseos litorales y los comerciantes tapiaban sus ventanales como precaución.

En el Pirineo y en la Sierra de Madrid, las autoridades alertaron del riesgo de aludes durante el día de hoy y los AVE reducirán su velocidad para evitar problemas por el vendaval.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El fuerte viento trajo una noticia positiva. El día 22 se batió el récord de producción de energía eólica. Ese día, el 27,75% de la luz se produjo gracias al viento y la producción se mante-7d9102dc01d0

Content-Disposition: form-data; name="datos[presentacion]"

El País Vasco está en alerta por una ciclogénesis explosiva, un fenómeno meteorológico de consecuencias desastrosas, que ya ha sucedido anteriormente. Se trata de vientos muy fuertes, de hasta 150 km/h, con olas de hasta 14 metros.Vídeo: AGENCIA ATLAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS