Entrevista:TERESA TÁBOAS | Cabeza de lista del BNG por Pontevedra | Precampaña electoral

"Las sombras de la política son muy oscuras"

Teresa Táboas (Ciudad de México, 1961) se mentaliza para sus primeros mítines como cabeza de lista por Pontevedra. Arquitecta de profesión, asegura que les ha perdido el miedo, y que tampoco le importa medirse con dos aspirantes al sillón presidencial. Su destino se vuelve a cruzar con el de la conselleira de Política Territorial, María José Caride, número dos del PSOE por la provincia, pero advierte que ella con quienes se las verá es con Touriño y Feijóo.

Pregunta. De recién llegada a la política a cabeza de lista por Pontevedra. ¿No es un salto muy brusco?

Respuesta. Lo que es es una enorme responsabilidad, pero también un enorme honor, poder representar en la provincia de Pontevedra a la organización en la que yo milito, el Bloque Nacionalista Galego, y con una tarea para tratar de mejorar el país. Es un honor y una ilusión.

"Caride no es rival, yo con quienes me las veré es con Touriño y Feijóo"
"La política me ha llegado a provocar cansancio físico, pero no desilusión"
"Me encanta dar mítines, he perdido el miedo escénico que tenía"

P. ¿Qué tiene de ventaja y qué de inconveniente que sus rivales sean Touriño y Feijóo?

R. Lo importante no son los cabezas de cartel, sino los proyectos políticos que cada uno representa. Yo cuento con una enorme ventaja respecto a ellos, y es que ellos representan a fuerzas políticas que están supeditadas a los dictados de Madrid. Por lo tanto, en un momento dado, van a relegar a nuestro país en detrimento de Galicia. Yo represento a la única fuerza política que tiene el corazón y la cabeza en Galicia. Lo importante no es quién encabece una lista, sino los programas de cada uno de nosotros. Además, como gallega y como mujer, porque soy la única frente a dos hombres, tengo la ilusión, la fuerza y el coraje suficiente para afrontar cualquier reto con éxito, como hicieron durante siglos las mujeres gallegas.

P. Durante la campaña, Touriño será a la vez su presidente y su contrincante.

R. Tengo claro como conselleira cuál es mi papel en el Gobierno gallego, pero también que soy una candidata por el BNG en la provincia de Pontevedra y tengo que defender el proyecto político que encarna mi organización política. Y lo tengo que hacer frente a los otros dos candidatos. Tengo claro mi papel en cada caso, y son perfectamente compatibles.

P. También volverá a encontrase con la socialista María José Caride, después de dirigir dos consellerías muy relacionadas.

R. Bueno, me encontraré con más gente, porque en las listas van más personas. Pero Caride no va a ser mi rival; yo con quien me las voy a ver es con Feijóo y con Touriño.

P. ¿Le gusta dar mítines?

R. Me encanta. Para mí fue un descubrimiento. Yo siempre tuve cierto miedo escénico en mi vida profesional, y me preocupaba al entrar en política ese miedo a hablar en público. Pero en los mítines estás en contacto con la gente.

P. En 2005, el BNG hizo dimitir como diputados a todos sus cargos públicos. ¿Dejará el acta de diputada?

R. Depende. Si me lo pide el partido...

P. ¿Antes de que le tentara el BNG para entrar en política, hace cuatro años, lo había hecho alguna otra fuerza política?

R. Bueno, yo siempre tuve claro dónde quería estar, aunque me tentaran. Y estoy donde quería estar, donde tiene que ver con lo que yo pienso, porque al final yo soy nacionalista, y no había posibilidad aunque me tentaran otros partidos.

P. ¿Y esto de la política, es mejor o peor de lo que pensaba cuando aceptó la oferta?

R. La política tiene luces y sombras, como todo en la vida. Las luces son de alta potencia. Las sombras también son muy oscuras, pero es una etapa de la vida muy ilusionante, en la que se pusieron en marcha proyectos importantes para el país. Y de las sombras se aprende. Es un proyecto muy importante en mi vida, muy importante.

P. Desde fuera transmitió la sensación a mitad de mandato de que estaba cansada del juego político. ¿Es una impresión fundamentada?

R. No. Lo que pasa es que esta consellería tuvo un trabajo muy intenso. Sobre todo en la primera etapa, porque era una consellería nueva, que no existía, poniendo en práctica una política que tampoco existía. Por lo tanto, fue un esfuerzo físico e intelectual, pero en ningún momento me sentí desilusionada. El sobreesfuerzo fue muy grande: cambiamos los focos, que estaban encima de unos pocos que especulaban con la vivienda apoyados por algún grupo político, y los pusimos en la gente. Hubo que cambiarlo todo, sin polémicas, aunque tuvimos que enfrentarnos a aquellos que querían seguir haciendo casas de baja calidad. Es un esfuerzo grande que en algún momento me provocó cansancio, pero no desilusión.

P. ¿Qué le molestó más: la oposición de los alcaldes o la de los arquitectos?

R. De algunos alcaldes y de algunos arquitectos. Ni uno ni otro son grupos homogéneos. Son reflejo de la sociedad, que es plural. Esos pocos arquitectos en contra de las normas del hábitat... Bueno, había otros que las apoyaron. Yo en lo que me centro es en mejorar las condiciones de vida de la gente.

P. ¿Qué cree que tiene que ofrecer como candidata en la provincia de Pontevedra?

R. Pontevedra es una provincia clave en el desarrollo económico de nuestro país, tiene un importante dinamismo económico y una importante fuerza motriz en determinados sectores. En los tres sectores es una provincia en la que hay que impulsar y mejorar las condiciones para que se desarrollen más y generen riqueza y empleo. Soy hija de emigrantes, y siempre tuve claro que lo que tengo que procurar es que en este país haya trabajo y los gallegos no tengan que volver a coger las maletas y marchar.

P. ¿Qué es más importante para el BNG: crecer o que no lo haga el PP?

R. El mejor resultado es tener un presidente nacionalista. Esa es la meta. Y yo en Pontevedra lo que quiero es alcanzar el mejor resultado, para que, sumado a las otras provincias, permita que cada vez el nacionalismo tenga un peso mayor en la política gallega.

P. El plan sectorial de vivienda protegida queda para la próxima legislatura. ¿Le gustaría ejecutarlo como conselleira?

R. A mí me gustaría que se ejecute. Como conselleira, como ciudadana... Que en pocos años veamos esas bolsas de suelo en las que la gente podrá ver reflejada otra realidad en el mundo de la vivienda.

P. Ese plan sectorial se basa en una previsión de 300.000 habitantes más en Galicia en nueve años. ¿No es un dato desfasado por la crisis?

R. El plan se comenzó a redactar cuando comenzaba la crisis. El análisis que se hace del crecimiento de la población creo que es de los mejores que tiene el propio plan. Podría ser, porque la crisis es de consecuencias desconocidas, que haya que revisar algún parámetro, pero la filosofía es la misma: intervenir en el mercado del suelo para poder ejecutar vivienda a precio tasado. Después, dependerá de cómo varíe la crisis para adaptarse.

Teresa Táboas, en las dependencias de la Consellería de Vivenda.
Teresa Táboas, en las dependencias de la Consellería de Vivenda.ANXO IGLESIAS

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 18 de enero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50