Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El límite de velocidad llega a los 40 kilómetros

La velocidad variable en la autopista C-32 llegó a su máximo exponente ayer, en el segundo día de aplicación de la norma. Minutos antes de las ocho de la mañana, en los momentos de más tráfico en la entrada a Barcelona, los paneles luminosos fijaron la restricción de velocidad a 40 kilómetros por hora, la máxima prevista por la ley.

El tramo afectado, de unos cuatro kilómetros, está entre Sant Boi y El Prat de Llobregat, en una zona donde la autopista pasa de tres a dos carriles y se producen embotellamientos cada día laborable. Los conductores tuvieron que estar atentos a los paneles en este tramo, puesto que desde el inicio de la restricción hasta el fin de la hora punta, a las nueve de la mañana, la velocidad máxima varió constantemente entre los 40 y los 50 kilómetros por hora.

La autopista C-32 a su paso entre Sant Boi y El Prat ha sufrido congestión los dos primeros días de aplicación de la norma, que persigue la reducción de las retenciones y de la afectación ambiental causada por los vehículos.

En la autovía de Castelldefels también se repitieron los problemas en la zona habitual, entre El Prat y Barcelona: ayer hubo un kilómetro de retenciones en este tramo, aunque el Servicio Catalán de Tráfico sólo rebajó la velocidad máxima a 60 kilómetros por hora durante unos 30 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2009