Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenida una 'fan' por extorsionar a Bisbal tras piratear su correo

Le pedía 80.000 euros por no divulgar su próximo disco

El fervor con el que las seguidoras admiran a sus ídolos le ha jugado una mala pasada al cantante David Bisbal. Ayer, una de sus fans -psicóloga, de 23 años- y tres compinches fueron detenidos en República Dominicana por intentar extorsionar al cantante, al que pedían 80.000 euros a cambio de no hacer pública información obtenida en su buzón de e-mail. La operación la ha realizado de manera conjunta la policía del país caribeño y agentes de la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, que se desplazaron a República Dominicana, donde se produjo la detención de las cuatro personas.

Todo comenzó en la madrugada del pasado 18 de noviembre. Bisbal estaba en Madrid trabajando en su próximo disco cuando recibió un mensaje anónimo en su buzón de correo electrónico en el que le advertían de que habían entrado en su cuenta y obtenido información de ella. Según han explicado fuentes de la investigación, la fan logró su contraseña por puro azar tras realizar numerosos intentos con fechas y palabras claves de la vida del cantante, que conoce a la perfección. Los correos de la seguidora se enviaron a través de un colegio de la República Dominicana.

David Bisbal explicó ayer que denunció lo sucedido en un juzgado de Almería y, desde ese día, ha colaborado con los responsables de la investigación para detener a los chantajistas. Le pedían 80.000 euros por no hacer público el contenido de su próximo disco. "Han sido semanas de mucha tensión", explicó ayer un portavoz de la compañía Vale Music. "En esos correos estaban las canciones en las que trabajaba desde hacía ocho meses".

Bisbal habló varias veces con los extorsionadores para dar tiempo a la policía a que los localizara. La fan y sus compinches abrieron varias cuentas bancarias para recibir el dinero. Ayer culminó la operación. Se detuvo a los sospechosos y toda la información sustraída quedó bajo control judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de enero de 2009