Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En busca de una veintena de fusilados

Los arqueólogos abrirán fosas en Ames, O Pino, Mondoñedo y Pontevedra

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) intentará recuperar una veintena de cuerpos de otros tantos fusilados durante la Guerra Civil en cuatro fosas localizadas en los municipios coruñeses de Ames y O Pino, en el ayuntamiento lucense de Mondoñedo y en la parroquia pontevedresa de San Andrés de Sebe, según avanzó el vicepresidente del colectivo, Santiago Macías.

La primera exhumación se efectuará en Mondoñedo, aunque los voluntarios y arqueólogos de la asociación no iniciarán las excavaciones, por cuestiones climatológicas, hasta los últimos días de la próxima primavera. Se trata de una fosa que está "perfectamente localizada" en el antiguo cementerio de la localidad. El colectivo posee incluso los nombres de los fusilados, todos ellos vecinos de A Mariña Lucense: Florencio Carballo, Antonio María López, Enrique Navarret y Andrés Vale Blanco. Según la documentación de la que dispone la ARMH, todos ellos fueron asesinados el 11 de septiembre de 1936.

Más adelante, la asociación retomará los trabajos, que ya había iniciado en agosto de 2007, en el municipio coruñés de O Pino. En un principio se habían localizado en el lugar dos cuerpos, aunque los expertos creen que todavía faltan por recuperar los restos de otras tres víctimas en la parroquia de O Amenal, que estarían enterrados en una fosa "no muy lejos" de donde fueron localizados los primeros cadáveres, en un monte de eucaliptos. "Ahora tenemos bastante documentada la existencia de esa segunda fosa", aseveró Macías.

Los fusilados formaron parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Boimorto, lo mismo que los restos de otras seis víctimas que la asociación también intentará recuperar este año en la parroquia de Ortoño, en Ames. En ambos casos, las víctimas fueron asesinadas el 20 de agosto de 1936. Si disponen de tiempo, los miembros de la ARMH intentará realizar una cuarta exhumación en San Andrés de Sebe, donde existe la constatación de que el 9 de noviembre de 1936 fueron asesinadas 11 personas, todas ellas vecinas del municipio de Lalín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de enero de 2009